Ábalos responde a Almeida que "no se puede bromear" con el fascismo

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 1 may (EFE).- El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha respondido al alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez Almeida, que no se pueden hacer "bromitas" con el fascismo y ha añadido que "casi prefiere que sea fascista a que frivolice con ello".

Almeida ha asegurado este sábado que usó la "ironía" y el "sentido del humor" cuando en un mitin electoral celebrado el viernes en Alcalá de Henares dijo sobre su formación: "Seremos fascistas pero sabemos gobernar".

En un mitin junto al candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, Ábalos ha dicho que “no se pueden ir haciendo bromitas” con el fascismo porque es “frivolizar” con el momento político que "más crimen que ha supuesto", por lo que "es una broma que excede".

“Todo esto es una declaración de intenciones, si es una confesión, no tengo nada que añadir. No más preguntas, señoría”, ha añadido el ministro,

Además, ha puesto en duda que los populares “sepan gobernar” y ha enunciado a expresidentes de la Comunidad de Madrid como Esperanza Aguirre o Alberto Ruiz-Gallardón, de quienes ha asegurado que basaron su gobierno en un “estilo clasista”.

Algo que ha heredado en su opinión Isabel Díaz Ayuso, a la que ha acusado de confinar “a los barrios de la gente de menos recursos, porque cuando hay necesidad y enfermedad los más pobres son los más contagiosos".

El socialista ha advertido que el PP va a "gobernar para los que van a gobernar", mientras que los socialistas van a gobernar para los que tienen que gobernar: "No se pueden quedar las áreas más desfavorecidas sin decidir en Madrid", ha dicho.

Por su parte, el candidato a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña y secretario de organización del PSC, Salvador Illa, presente también en el acto, ha aseverado que el próximo cuatro de mayo los madrileños tienen la oportunidad de “acabar con el círculo vicioso de la inacción y la crispación” antes de que “se pare su futuro”, al igual que afirma que ha sucedido en Cataluña.

(c) Agencia EFE