La estrategia del PSOE para que fracase Ayuso

Antonio Ruiz Valdivia
·Jefe de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
Cartel de Gabilondo en la plaza de Callao en Madrid (Photo: Marisca / EFE)
Cartel de Gabilondo en la plaza de Callao en Madrid (Photo: Marisca / EFE)

Al PSOE le pilló con el pie cambiado la convocatoria de elecciones anticipadas en Madrid. No lo esperaba. De hecho, Ángel Gabilondo parecía de salida si se alcanzaba un acuerdo entre los grandes partidos para que fuera el Defensor del Pueblo. Ni en Moncloa ni en Ferraz ni en la federación madrileña habían hecho cálculos para ir a las urnas. Con una Isabel Díaz Ayuso dispuesta a darse un paseo triunfal, a tenor de las encuestas.

Frente a ese negro horizonte, los socialistas han diseñado una campaña con el “serio, soso y formal” de Ángel Gabilondo, que creen que empieza a dar sus frutos. “Sin duda, hay partido”, repiten fuentes del PSOE sobre estas elecciones del 4-M y con la vista puesta en los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que augura un empate a escaños entre la izquierda y la derecha.

Habrá un Gobierno de Isabel Díaz Ayuso o de Ángela Gabilondo, señalan en los cuarteles generales de la candidatura socialista. No temen un sorpasso de Más Madrid, y menos de Pablo Iglesias. No van a entrar en una dura batalla contra estas fuerzas a su izquierda, comentan fuentes del PSOE.

El PSOE cree que ha roto el marco de polarización que quería imponer Miguel Ángel Rodríguez

Cuando arrancó esta precampaña, en el PSOE vieron que sería muy complicado hacerse un hueco en un escenario tan polarizado (acrecentado con la entrada de Pablo Iglesias), pero consideran que lo han logrado en estos primeros días. El mensaje de Gabilondo es claro durante estas primeras jornadas: no a los extremos, no a la polarización, no a la confrontación. Los socialistas sostiene que han logrado “romper el marco en el que nos quería meter Miguel Ángel Rodríguez”.

La batalla en Madrid es de tal importancia que las riendas de la campaña las ha tomado el Palacio de La Moncloa, cuya mano se nota en el propio diseño y en la lista ele...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.