Gabilondo no tiene duda: el debate tuvo dos ganadores por motivos muy distintos

Redacción El HuffPost
El periodista Iñaki Gabilondo.

El periodista Iñaki Gabilondo ha resaltado -en su comentario en la Cadena Ser de este martes- que el debate electoral a cinco tuvo dos claros ganadores, eso sí, por motivos muy diferentes.

Así, por un lado “ganó Pedro Sánchez porque no perdió, porque todos fueron a por él y, sin embargo, salió ileso”. Por otro “ganó Santiago Abascal, porque aprovechó la oportunidad que le daba el prime time para hacer un fantástico mitin que seguramente le sirvió para captar a algunos indecisos”.

No obstante, Gabilondo concluye tras el debate que “habrá muy probablemente investidura pero no se ve muy bien que pueda haber un Gobierno”: “Y lo que no se ve en absoluto es que pueda haber un Gobierno estable”, ha sentenciado. 

Notas sobre el debate

En el debate electoral de anoche ganó Pedro Sánchez porque no perdió, porque todos fueron a por él y, sin embargo, salió ileso. Y ganó Santiago Abascal porque aprovechó la oportunidad que le daba el prime time para hacer un fantástico mitin que seguramente le sirvió para captar a algunos indecisos. En segundo lugar, habrá muy probablemente investidura pero no se ve muy bien que pueda haber un gobierno, y lo que no se ve en absoluto es que pueda haber un gobierno estable.

Por lo que a Cataluña se refiere, dos posturas antagónicas. Por un lado, las derechas; en otro, Unidas Podemos. Las derechas creen que estamos ante un problema de orden público y de indisciplina inconstitucional, y hace falta mano dura. Pablo Casado propone la ley de seguridad ciudadana; Albert Rivera propone el 155; y Santiago Abascal va más lejos y propone directamente la liquidación de la autonomía. Unidas Podemos, en el otro extremo, porpone diálogo enmarcado en una relectura de la arquitectura territorial española. En medio de ambos, la postura de Pedro Sánchez, que quiere ser pragmática: orden público defendido con toda la contundencia necesaria pero con proporcionalidad. Y en el otro lado, diálogo, pero comenzando con...

Sigue leyendo en El HuffPost