Génova advierte a Ayuso por la crisis de las urgencias: “Replicar a alguien con una bata blanca nunca es buena idea”

Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Génova se pone en alerta ante la crisis de las urgencias madrileñas. Varios sectores del partido empiezan a mostrarse cada vez más preocupados con la posibilidad de que el caos en los centros extrahospitalarios en la Comunidad de Madrid acabe ocupando todo el debate nacional y afecte directamente a Alberto Núñez Feijóo.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, abrió a finales de octubre después de dos años sin prestar servicio los 78 centros sanitarios 24 horas de la región, que están ubicados donde previamente se encontraban los 40 Servicios de Atención Rural (SAR) y los 37 Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) que funcionaban antes de la pandemia, además de los ya operativos en El Molar y Alcalá de Henares. Pero su reapertura fue un desastre. La reorganización implicaba cambios de centro y horarios de muchos de profesionales sanitarios, que acabaron solicitando bajas masivas.

Con el paso de los días, la situación no mejoró. Muchos centros abrieron sin médicos y otros, directamente, no prestaron servicio a la ciudadanía. A los problemas organizativos y logísticos (muchos profesionales no tienen claves para acceder al sistema o incluso uniforme), se une ahora la huelga de médicos que arranca desde este lunes. Ante la incapacidad para gestionar este gran problema, Ayuso se ha desmarcado este lunes asegurando que 34 de los 80 centros; es decir, casi la mitad, sólo contarán con un médico por vía telemática.

La presidenta regional se ha puesto, por tanto, a la cabeza de un fallido plan de reapertura de las urgencias y ahora busca en la izquierda los culpables de este caos. “Detrás hay un profundo activismo político porque la izquierda se está hundiendo en Madrid e intentan poner su pancarta”, dijo este lunes en una entrevista durante “El programa de Ana Rosa”. Además, lo elevó a asunto nacional al denunciar que “faltan médicos” en todo el país. “España tiene un problema estructural importantísimo en la Sanidad pública y el Gobierno no hace nada”, remarcaba.

Una idea que también deslizan los portavoces nacionales del PP, que se ven en dificultades de argumentar qué ocurre más allá de explicar que la crisis sanitaria no sólo afecta a Madrid sino también a otras Comunidades Autónomas. “Esto no va de colores políticos”, subrayan.

El objetivo del PP nacional es que la crisis la gestione Sol y la estructura del partido madrileño y que no les salpique. “Replicar a alguien con una bata blanca nunca es una buena idea”, asegura un miembro de la dirección del partido a El HuffPost. Y, en estos días, los programas de radio y televisión cuentan con multitud de profesionales sanitarios que denuncian el colapso del sistema, la falta de personal o cómo no dan a basto. “Tiene que gestionar bien este asunto o Ayuso tendrá un problema. La Sanidad para un gobierno autonómico es lo más importante”, razona el citado cargo popular.

La guerra particular de Ayuso contra Sánchez

Esto se suma además al choque que Génova y Ayuso tuvieron con motivo de la negociación del Consejo General del Poder Judicial, que acabó saltando por los aires. El PP lo anunció a través de un duro comunicado y Sol decidió filtrar que la presidenta regional había pedido previamente a Feijóo que rompiera los contactos. Aunque se niega públicamente, esto provocó un enorme enfado en la dirección nacional y entre algunos barones, como ya publicó el HuffPost.

La presidenta madrileña sigue en su pelea de enfrentarse a Sánchez siempre que puede, dejando a Feijóo en una situación delicada. Este lunes, en la misma entrevista en televisión, no ha dudado en decir que el presidente socialista es “un autoritario” y que quiere “meter en la cárcel a los partidos de la oposición, como en Nicaragua”.

“La maquinaria Tezanos es: hay que destrozar a la oposición porque como en las dictaduras no puede haber ni siquiera oposición. Todos los medios, la televisión española, todos los organismos tienen que estar a mi entera disposición. Hay que matar también a la oposición, porque yo me he de perpetuar”, ha dicho la presidenta madrileña, quien a su vez ve a Sánchez como un “Le Pen de la izquierda”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...