Futuro incierto para histórico cine en la antigua capital veraniega de la India británica

·3 min de lectura

Con su proyector antiguo y su elegante balcón, el Teatro Shahi es el único cine de una sola pantalla que queda en Shimla, una localidad montañosa en el Himalaya que fue el lugar de veraneo de la India británica.

Pero al igual que muchas otras salas de cine de India, que luchan por subsistir, la pandemia del coronavirus podría haber asestado el golpe final a esta centenaria casa del séptimo arte.

Originalmente fue construido como un teatro en la época británica, cuando la administración colonial huía del sofocante calor veraniego en busca del clima montañoso de Shimla, en el norte.

Su actual propietario, Sahil Sharma, contó que su abuelo compró el inmueble y lo convirtió en cine tras la salida británica en 1947, cuando los otras tres salas de la ciudad eran muy caras para los habitantes.

"En ese tiempo aún teníamos la tradición británica de que la gente no podía salir por las noches sin una buena vestimenta formal", dijo Sharma a AFP.

"Entonces la gente normal y pobre no tenía un cine que pudieran considerar como propio", agregó.

Shimla era un destino popular en las décadas doradas después de la independencia, y sus cines recibían a primeros ministros y celebridades, que acudían a ver las últimas creaciones de Bollywood, como se conoce la industria cinematográfica india.

"Yo estuve aquí en 1972 cuando la hija del presidente paquistaní vino a ver una película", recuerda Ashok Kapoor, de 69 años, quien comenzó a trabajar en el ahora cerrado Cine Ritz en su adolescencia y llegó a ser gerente.

Contó que ella fue a ese cine porque en otros sitios de Shimla estaban reunidas las autoridades de India y Pakistán para aliviar las tensiones tras un breve conflicto el año anterior entre los dos países, durante la guerra de independencia de Bangladés.

Satish Kumar, otro veterano que trabajó en el Shahi durante 50 años, recuerda cuando se hacían grandes filas que le daban la vuelta a la cuadra en busca de boletos.

Sin embargo, lamentó, el negocio ha estado "realmente malo los últimos años".

- Encanto antiguo -

Shimla perdió algo de su encanto del viejo mundo con el crecimiento de la población y la expansión de la ciudad sobre las colinas, aunque su céntrica calle principal mantiene sus vitrinas de la era colonial.

En las últimas décadas, los cinéfilos han preferido ir a los cines modernos con varias pantallas fuera de la ciudad, donde tienen aire acondicionado y más opciones de películas.

La tendencia es la misma en todo el país, con el cierre de cientos de cines antiguos de una sola pantalla.

Hasta el año pasado sobrevivían dos cines antiguos de Shimla, pero con el confinamiento en India por la pandemia, el Ritz también cerró.

Los cines pudieron reabrir en octubre pasado, pero tuvieron que volver a cerrar en abril tras una virulenta ola de covid-19, peor que la del año anterior.

"No estamos seguros de nuestro futuro después de la pandemia", dice Sharma, quien teme que el público recluido en casa por razones sanitarias haya cambiado de hábito en favor de las plataformas de streaming.

"Ni siquiera sabemos si la gente aún querrá volver al cine", admite.

bb/stu/gle/mas/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente