El funesto récord del éxodo cubano

2022 se cierra como el año con un éxodo más masivo de cubanos. Las autoridades estadounidenses han registrado más de 227.000 entradas ilegales en el país procedentes de ciudadanos de la isla. Son muchos los que optan por una larga travesía que pasa por territorios peligrosos como Nicaragua o México antes de llegar al destino en el que intentan llevar una vida mejor.

"Ya las personas hacen de todo en Cuba con el tema económico por tal de hacer esa travesía (Cuba, Nicaragua, México, EEUU) venden sus casas, en el caso de nosotros vendimos nuestra casa, vendimos nuestros bienes, vendimos todo lo que teníamos, nosotros nos quedamos sin nada con el riesgo que si nos deportaron pues llegábamos a Cuba sin nada, lo habíamos perdido todo", asegura un inmigrantes que prefiera mantener el anonimato.

Otros optan por la vía marítima, muchas veces sin éxito. Desde el uno de octubre, la Guardia Costera a Estados Unidos ha detenido a 3.700 inmigrantes y muchos son devueltos a Cuba. Se desconoce el número de fallecidos.

En el país de acogida, la situación no es sencilla, como explica Jorge Duany, Director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida: "Lo que en este momento pareciera ser con una cantidad de personas que están llegando repentinamente, con una economía que efectivamente acaba de salir del covid o está saliendo del covid, se hace difícil poder integrar a tantos inmigrantes recién llegados."

La aspiración de un alto número de cubanos es que el Gobierno de Estados Unidos les otorgue un asilo político que dura un año.