¿Por qué no fue al funeral Mary de Dinamarca? La polémica que ha rodeado su ausencia

·3 min de lectura

La princesa Mary de Dinamarca fue una de las grandes ausentes en el funeral de Estado de Isabel II después de haber confirmado que asistiría a la solemne despedida a la Reina en Londres. Un día después del multitudinario evento que reunió a 22 Casas Reales, se ha dado a conocer el motivo de su ausencia: un lamentable error de protocolo. El Ministerio de Asuntos Exteriores británico ha enviado sus "profundas disculpas" a la Casa Real danesa después de que la princesa Mary de Dinamarca fuese invitada por error al funeral de Isabel II. El Foreig Office, como así se conoce a este ministerio en Reino Unido, envió una nota de disculpa a la Familia Real a través de la Embajada de Dinamarca.

VER GALERÍA

Reina Margarita y el príncipe Federico en el funeral de Isabel II
Reina Margarita y el príncipe Federico en el funeral de Isabel II

Nada más recibir las invitaciones, la Familia Real danesa confirmó la asistencia de la esposa del heredero al trono Federico de Dinamarca con un comunicado que decía así: "Su Majestad la Reina y los príncipes herederos de Dinamarca, (el príncipe Federico y la princesa Mary) estarán presentes en el funeral de Estado de la Reina Isabel II el 19 de septiembre de 2022 en la Abadía de Westminster en Londres, Gran Bretaña".  Sin embargo, llegado el día, solo pudimos ver a Federico de Dinamarca, de 54 años, acompañado de su madre, la reina Margarita II de Dinamarca, de 82 años, en el interior de la Abadía de Westminster, donde se sentaron en la primera fila frente al rey Carlos III y junto al ataúd de la Reina.

VER GALERÍA

Reina Margarita y el príncipe Federico en el funeral de Isabel II
Reina Margarita y el príncipe Federico en el funeral de Isabel II

La invitación original llevó a pensar erróneamente que la Familia Real danesa podrían llevar un acompañante más, además de la reina Margarita y su hijo Federico, pero no fue así. En un comunicado emitido días después manifestaron que solo Su Majestad la Reina y Su Alteza Real el Príncipe Heredero acudirían procedentes de Dinamarca, sin mencionar la ausencia de la princesa Mary.  Señalan que este 'error lamentable' se debió a que el Ministerio de Relaciones Exteriores tuvo que enviar muchas invitaciones en un corto periodo de tiempo e incluir a Mary fue una equivocación.

Discreto Jubileo de Oro de la reina Margarita en señal de duelo

Dinamarca celebró el pasado 11 de septiembre los 50 años de la reina Margarita II en el trono, cuyo reinado es ahora el más largo de Europa tras la muerte de la reina Isabel II. Margarita II, de 82 años, es la única mujer al frente de una monarquía y la monarca viva con más años en el trono. La muerte de la soberana británica, que falleció el 8 de septiembre a los 96 años, ocasionó que la Casa Real danesa redujese el programa de actos por el Jubilero de Oro de la monarca danesa.

VER GALERÍA

Reina Margarita y el príncipe Federico en la capilla arrdiente de Isabel II
Reina Margarita y el príncipe Federico en la capilla arrdiente de Isabel II

La estrecha relación de 'Llibeth' y Daisy'

La reina Margarita mantuvo una estrecha relación con Isabel II y fue una de las primeras monarcas en rendir tributo a Su Majestad con estas palabras dirigidas a su hijo Carlos: "Tu madre era muy importante para mí y mi familia. La echaremos mucho de menos",  Horas antes del funeral, también se la vio con los ojos llenos de lágrimas frente al ataúd de la Reina en el Palacio de Westminster. Ambas son tataranietas de la reina Victoria, por lo que eran primas terceras, y Margarita veía a Isabel II como a una hermana mayor.  La madre de Federico de Dinamarca contaba en la cadena ITV que Isabel II, 14 años mayor que ella, había sido una "gran inspiración" para ella al haberse convertida en Reina con apenas 25 años, mientras que ella lo hizo con 31 años tras la muerte de su padre, Federico IX en 1972. 

Margarita solía dirigirse a ella con su apodo de la infancia 'Lilibet', mientras que Isabel lI la llamaba 'Daisy' (Margarita en inglés). "Definitivamente somos cariñosas", decía la soberana danesa, sin querer airear más detalles de su excelente relación. También tenían en común su pasión por los perros. La Reina británica adoraba a los corgis, mientras que la danesa siente devoción por los perros salchicha, un amor que le transmitió su marido, Henrik de Dinamarca.

-La despedida de Isabel II en diez imágenes para el recuerdo