El funeral de Isabel II ha logrado algo en la televisión británica que muy pocos esperarían

·3 min de lectura
Traslado del cuerpo de Isabel II a Westminster (Photo: Carl Court via Getty Images)
Traslado del cuerpo de Isabel II a Westminster (Photo: Carl Court via Getty Images)

Traslado del cuerpo de Isabel II a Westminster (Photo: Carl Court via Getty Images)

Los británicos que este lunes no quieran seguir el funeral de Estado y entierro de Isabel II en la Abadía de Westminster lo tendrán bastante difícil. Especialmente si usan la televisión como medio para escapar un evento de tal magnitud, no en vano se esperan más de 2.000 invitados y un importante despliegue de seguridad.

A pocas horas de la ceremonia en la que el Reino Unido despedirá a la reina Isabel II, los canales más importantes de las islas británicas han actualizado sus programaciones y el periodista Simon Hunter ha registrado en su cuenta de Twitter un curioso hecho: los canales de contenidos para adultos también ofrecerán la señal del funeral de la reina. “No sex please, we’re British” (“Nada de sexo por favor, somos británicos”), escribe irónicamente el responsable de la edición en inglés de El País y colaborador de la BBC y Euronews.

Un minuto de silencio por la reina Isabel II

Reino Unido ha guardado este domingo un minuto de silencio en recuerdo de la reina Isabel II en el último día de la capilla ardiente instalada en Westminster y en víspera del funeral de Estado por la monarca.

En Londres, cerca del Puente de Londres, a las 20.01 horas un grupo de británicos ha parado un momento y ha bajado la cabeza cumpliendo el minuto de silencio que han roto al terminar con un sonoro aplauso, según recoge la prensa británica.

Decenas de agentes de la Policía Metropolitana que estaban muy cerca, custodiando la fila de la capilla ardiente, también han cumplido con el minuto de silencio y después han cantado el himno británico.

Y en el Número 10 de Downing Street, sede del Gobierno, la primera ministra, Liz Truss, ha estado de pie frente a la emblemática puerta de la residencia durante el minuto de silencio.

En Chester, en la plaza del Ayuntamiento, se ha convocado una vigilia coincidiendo con el minuto de silencio a la que han acudido un centenar de personas. Tras el minuto de silencio ha sonado un fuerte aplauso y después se ha leído un poema a la reina escrito por Simon Armitage, Una promesa hecha y cumplida por la vida. Posteriormente se ha realizado un rezo y se ha cantado el himno británico antes de la bendición del obispo de Chester, Mark Tanner. También se ha invitado a los asistentes a encender velas en señal de “esperanza y oración” por la nación.

En el Castillo de Hillsborough, en Irlanda del Norte, cientos de personas han participado en en un acto con la cabeza inclinada y ante las ofrendas florales ante las puertas de la residencia oficial de la corona en la región.

En Belfast se ha recordado a la reina en un corto oficio religioso en Orange Hall del Belfast occidental. También se ha guardado un minuto de silencio en el Aeropuerto Internacional de Belfast o en la atracción turística Titanic Belfast.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...