Así será el funeral de Estado de la reina Isabel II, un desafío logístico sin precedentes

·4 min de lectura

Dos mil invitados, incluyendo más de cien presidentes, jefes de estado y monarcas asistirán al funeral de la reina Isabel II el lunes en la Abadía de Westminster, Londres, antes de su entierro por la noche en el Castillo de Windsor.

Es uno de los mayores desafíos logísticos en la historia del Reino Unido.

El funeral de Estado de la reina Isabel II tendrá lugar el lunes 19 de septiembre en la Abadía de Westminster, Londres.

Joe Biden, el Emperador de Japón y el presidente Emmanuel Macron están en la lista de 2.000 invitados seleccionados para asistir a este histórico evento. Más de 10.000 policías de todo el país se han movilizado en la capital, ya que las autoridades esperan multitudes récord a lo largo de la ruta del cortejo fúnebre.

Por la tarde, el féretro de Isabel II será trasladado al Castillo de Windsor para un servicio religioso antes del entierro de la Reina, durante una ceremonia privada. France 24 detalla el programa de este extraordinario día.

Un día de protocolos y tradiciones

Este lunes por la mañana, el ataúd real expuesto en el Palacio de Westminster en Londres, será trasladado a la Abadía de Westminster, donde tendrá lugar el funeral de Estado.

La procesión comenzará a las 10:35 hora local; el ataúd se colocará en un armón de artillería tirado por 142 oficiales navales, cumpliendo una tradición que se remonta al funeral de la reina Victoria en 1901. Es el mismo armón en el que se transportó el féretro de Jorge VI, padre de la reina.

La procesión, seguida por el Rey y los miembros de la Familia Real, estará encabezada por un conjunto de 200 gaiteros y tamborileros de la Royal Air Force y el regimiento Gurka hasta la Puerta Oeste de la Abadía de Westminster a las 10:52 a.m.

El funeral de Estado

El funeral de estado, encabezado por el decano de Westminster, David Hoyle, comenzará a las 11 de la mañana, aunque las puertas de la Abadía se abrirán tres horas antes para acomodar a las personas invitadas al evento.

Si bien la lista final se mantiene en secreto, en particular por razones de seguridad, varios jefes de Estado, representantes políticos y monarcas ya han indicado que asistirán al evento, incluidos la presidenta de la de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern y Droupadi Murmu, presidente de India.

También estarán presentes miembros de las familias reales belga, holandesa, qatarí e incluso saudí, así como varios cientos de personas anónimas, condecoradas por la reina, incluidos trabajadores sociales y cuidadores.

Después del sermón pronunciado por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, sonará el Son de los Muertos (Last Post), seguido de dos minutos de silencio que se observaarán en la Abadía y en todo el Reino Unido.

El himno nacional y un lamento (canción popular que relata las desdichas de un personaje) interpretado por el gaitero de la Reina, pondrán fin al funeral de Estado alrededor del mediodía.

Los jefes de estado y representantes de gobiernos extranjeros asistirán a una recepción ofrecida por el secretario de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, en Church House, la sede de la Iglesia de Inglaterra, ubicada junto a la Abadía.

El féretro de la reina desfilará por la capital hasta Hyde Park Corner, al son de las campanas del Big Ben, donde será cargado en un coche fúnebre que tomará la carretera de Windsor, ciudad del sureste de Inglaterra, situada a unos cincuenta kilómetros de Londres.

Ceremonia religiosa y entierro en Windsor

A partir de las 15.00 horas, hora local, una nueva procesión precedida por miembros de la caballería real, seguirá el Paseo Largo hasta el castillo. A continuación, la Familia Real se unirá a la procesión, hasta la Capilla de San Jorge.

Unos 800 invitados, incluidos los empleados personales de la Reina, asistirán al servicio religioso, encabezado por el Decano de Windsor, David Conner.

Finalmente, a las 19:30 horas, tendrá lugar un funeral privado en presencia del rey y miembros de la familia real antes del entierro.

La reina Isabel II será enterrada al lado de su difunto esposo, el duque de Edimburgo, en la Capilla Conmemorativa del Rey Jorge VI.