Fundador de Oath Keepers sube al estrado y niega acusaciones sobre el asalto al Capitolio

© AP/Jared Ramsdell/Journal Inquirer

Stewart Rhodes, fundador del grupo de extrema derecha Oath Keepers, declaró este 4 de noviembre en el juicio en el que enfrenta cargos por conspiración sediciosa, tras el asalto al Capitolio en 2021. El ataque al corazón de la democracia estadounidense toma relevancia de cara a las elecciones de medio término, en cuya campaña el expresidente Donald Trump ha tomado un rol activo con el que espera que los republicanos arrebaten el control del Legislativo.

Como un movimiento “cívico” defendió Stewart Rhodes al grupo de extrema derecha que fundó, Oath Keepers, uno de los señalados de participar en la turba de simpatizantes del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el 6 de enero de 2021 atacó al Capitolio.

Rhodes, que enfrenta cargos por conspiración sediciosa lo cual conlleva una condena de hasta 20 años de cárcel, negó que su organización fuera racista o un movimiento de milicias, como señalan los fiscales.

En medio de lágrimas en algunos momentos, Rhodes se enfrentó al jurado mientras describía a los miembros de su organización como pacíficos y disciplinados.

"¿Amas a tu país?" le preguntó su abogado, a lo que Rhodes respondió “absolutamente”, en medio de los intentos de la defensa por describir al grupo acusado y a su fundador como “patriotas”.

Los otros enjuiciados son Kelly Meggs, líder en Florida de Oath Keepers; Kenneth Harrelson, Thomas Caldwell, un oficial de inteligencia retirado de la Marina de EE. UU. de Virginia, y Jessica Watkins, quien dirigió un grupo de milicias de Ohio.

Los señalamientos de la parte acusadora

Deberíamos haber traído rifles. Podríamos haberlo arreglado en ese mismo momento

Con Reuters y medios locales


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Los 'Oath Keepers', la franja paramilitar de los asaltantes al Capitolio
Comienza el juicio contra los Oath Keepers, acusados por el asalto al Capitolio de EE. UU.
Asalto al Capitolio: "Trump no fue manipulado", según Comité del Congreso de EE. UU.