La Fundación Abogados de Atocha exige que Juliá cumpla en España su condena

1 / 3
Vista general de la sede de la Policía Federal hoy, en Sao Paulo (Brasil). Carlos García Juliá, uno de los autores materiales del atentado de 1977 contra un despacho de abogados laboralistas en Madrid, ha sido detenido en la ciudad brasileña de Sao Paulo a petición de España, informaron hoy a Efe fuentes de la investigación. EFE

Madrid, 6 dic (EFE).- El director de la Fundación Abogados de Atocha, Francisco Naranjo, ha exigido hoy que Carlos García Juliá, detenido en Brasil y uno de los autores de la matanza de Atocha en 1977, cumpla en España lo que le queda de los 193 años de prisión y ha cuestionado el interés de las autoridades españolas en detenerle.

En declaraciones a Efe, Naranjo ha reconocido que el juicio sobre la matanza de Atocha tuvo "sus luces y sus sombras", fue "ejemplar" en el sentido de "sentencia ejemplar" pero al mismo tiempo hubo "un juez muy cercano a los acusados, que les concedía muchos permisos".

Sobre el "escaso interés" de las autoridades españolas en detenerle, Naranjo ha recordado que Juliá era un delincuente y relacionado con las drogas. "No creo que fuera tan difícil de encontrar" ha precisado.

Naranjo ha insistido en que no está claro que se pueda reclamar que Juliá venga a España a cumplir su condena "y más con la situación política de Brasil" y por ello, "la acusación particular ya está investigando".

El asesinato del despacho laboralista conmocionó al país y pasó a la historia de la Transición como "la matanza de Atocha".

Cada año, el 24 de enero, la Fundación Abogados de Atocha recuerda en Madrid los cinco asesinatos con actos en la plaza de Anton Martín, donde una escultura, "El Abrazo", de Juan Genovés, rinde memoria a los abogados muertos y las víctimas del atentado.