Funcionarios serbios en Kosovo dimiten en forma de protesta ante la polémica de las matrículas

Una ola de dimisiones en Kosovo en señal de protesta. Esa ha sido la decisión de los representantes de los serbios en el norte del territorio

Para denunciar que el Gobierno de Pristina incumple el derecho internacional al rechazar el uso de las matrículas serbias en sus carreteras. Así lo explica Goran Rakić, ex viceprimer ministro de Kosovo.

"Hemos decidido renunciar a todas las instituciones políticas: al Parlamento, al Gobierno y a instituciones en cuatro municipios del norte de Kosovo. También abandonar la participación y el trabajo de los serbios en los órganos judiciales, la policía del norte de Kosovo y su personal administrativo en cuatro municipios"

Las dimisiones responden al ultimátum del primer ministro kosovar, el ultranacionalista Albin Kurti, de que a partir del 21 de noviembre sea obligatorio usar matrículas nacionales y no las de Serbia, un tema que en el pasado ya ha provocado grandes tensiones en la frontera.