Las fuerzas ucranianas registran el monasterio de las Cuevas de Kiev por sospechas de espionaje

Los servicios de seguridad de ucrania (SBU) ocuparon este martes el monasterio de las Cuevas de Kiev, que es el principal edificio religioso de la capital y donde se encuentra el primado de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana.

El SBU dijo en un comunicado por Telegram que está llevando a cabo "medidas de contraespionaje" en el monasterio porque sospecha que tiene vínculos con Rusia. Estos afirman que el objetivo es: "Contrarrestar las actividades subversivas de los servicios especiales rusos en Ucrania".

Tanto la policía como la guardia nacional también han colaborado en esta misión. Las autoridades han permitido a los creyentes seguir acudiendo a rezar; eso sí, solo después ser registrados y declarar su identidad a los agentes.

El patriarcado de Moscú ha denunciado esta noticia, y la ha calificado como un "acto de intimidación" contra los creyentes ucranianos. Dmitri Peskov, secretario de prensa del Kremlin también ha reaccionado al asunto:

"La rama ortodoxa ucraniana ha estado en guerra con la Iglesia Ortodoxa rusa durante mucho tiempo. Yo diría que esto puede ser visto como otro eslabón en la cadena de estas acciones militares contra la Iglesia ortodoxa rusa".

El distanciamiento religioso entre Ucrania y Rusia es más insalvable que nunca. En 2019, en medio de las fuertes tensiones diplomáticas, el patriarcado de Kiev se independizó del de Moscú y en mayo de este año Ucrania declaró el cisma total.