Las fuerzas ucranianas presumen de avances en Jersón tras la retirada de las tropas rusas

Un soldado ucraniano abre fuego de mortero desde una posición en el frente de Mykolaiv. (Photo: VALENTYN OGIRENKO via REUTERS)
Un soldado ucraniano abre fuego de mortero desde una posición en el frente de Mykolaiv. (Photo: VALENTYN OGIRENKO via REUTERS)

Un soldado ucraniano abre fuego de mortero desde una posición en el frente de Mykolaiv. (Photo: VALENTYN OGIRENKO via REUTERS)

Las autoridades ucranianas han asegurado este jueves que las tropas de su país han logrado recuperar la sede administrativa regional de Jersón, en el sur de Ucrania y ocupada por Rusia, de la que han retirado la bandera rusa. Todos los ojos están puestos ahora en la ciudad homónima, la mayor que controla Moscú desde los primeros compases de la invasión y que ha sido evacuada en las últimas semanas.

El hecho fue confirmado en su cuenta de Telegram por el alcalde de Oleshky, Yevhen Ryshchuk, una población cercana a Jersón, al otro lado del río Dnieper y que es la capital de esta región que fue anexionada por Rusia tras ocuparla militarmente.

Según adelanta El País, las fuerzas del Kremlin abandonarán la única capital provincial ucrania conquistada desde febrero y se trasladarán a la orilla oriental del río Dniéper, según uno de sus dirigentes.

Fuentes locales explican a El HuffPost que la salida de personal ruso es casi total, dejando la ciudad prácticamente abandonada y asolada, mientras ya que se contemplan las primeras bombas sobrevolando la gran ciudad del sur de Ucrania.

Con todo, los regidores satélites impuestos por Moscú niegan hablar de retirada definitiva y se escudan en que es una acción para proteger a la población de lo que consideraban una ofensiva “indiscriminada”. El vicegobernador prorruso, Kiril Stremousov, también ha asegurado este jueves que “todos los ataques” han sido repelidos, según recoge la agencia TASS. “No observamos una ofensiva masiva y rápida ni una gran acumulación de tropas nazis”, ha alegado, en alusión a las ucranianas.

“Los lugareños de la parte derecha de la región de Jersón informan de que las tropas rusas han abandonado los puestos de control en los asentamientos de Chornobaivka, Stepanivka y Bilozerka. En la propia ciudad de Jersón, el número de personal militar (ruso) ha disminuido visualmente”, escribió Ryshchuk.

Todos estos puestos de control se ubican en los alrededores de Jersón, un importante puerto fluvial ucraniano a orillas del río Dniéper.

Muchos de los civiles prorrusos evacuados por Moscú en dirección a Crimea no han llegado a la ciudad de la península, sino que fueron reubicados en pequeñas poblaciones a las afueras de Jersón, bajo condiciones duras ante la superpoblación y la falta de recursos.

La región de Jersón, junto a Zaporiyia, ambas en el sur ucraniano, así como Lugansk y Donetsk, en el este del país, fueron anexionadas por Rusia y son los puntos donde se registran los mayores combates entre ambos bandos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR