Fuerzas progubernamentales de Yemen repelen ataques hutíes contra una ciudad clave

·2 min de lectura
Un hombre corre ante una humareda durante los enfrentamientos entre fuerzas leales al gobierno yemení apoyado por los saudíes y los rebeldes hutíes, el 11 de febrero de 2021 unos 50 km al noroeste de Marib, en el centro de Yemen

Las fuerzas yemeníes repelieron ataques de los rebeldes hutíes, que quieren tomar la ciudad clave de Marib, en múltiples frentes este lunes, indicaron las fuerzas armadas.

La coalición militar liderada por Arabia Saudita, que interviene en el país en apoyo del gobierno y contra los rebeldes hutíes desde 2015, bombardeó varias posiciones de los rebeldes.

A principios de mes, los combatientes hutíes reanudaron una ofensiva para apoderarse de Marib, una localidad rica en petróleo situada a unos 120 kilómetros al este de la capital, Saná, controlada por los insurgentes.

La pérdida de esta localidad sería desastrosa para el gobierno reconocido de Yemen.

Dos responsables militares indicaron a la AFP que los rebeldes estaban llevando a cabo ataques por el norte, el sur y el oeste de la ciudad.

"Las fuerzas gubernamentales fueron capaces de repelerlos", dijo un oficial que pidió el anonimato, aunque no informó de ningún balance de muertos.

En las últimas semanas, decenas de combatientes de ambos bandos han muerto en enfrentamientos en las inmediaciones de Marib.

Centenares de rebeldes lanzaron un ataque por el sur de la ciudad, pero se vieron "obligados a retirarse a causa de los bombardeos aéreos", indicaron los militares.

Según ellos, algunos combatientes hutíes murieron y otros 18 fueron capturados en una emboscada en el distrito de Harib.

En el norte de la ciudad, las fuerzas progubernamentales bombardearon posiciones de los insurgentes, y también llevaron a cabo ataques contra refuerzos hutíes procedentes de Saná.

Yemen ha estado envuelto en una sangrienta lucha por el poder desde 2014, entre el gobierno, apoyado por Arabia Saudita, y los rebeldes hutíes, que controlan Saná y la mayor parte del norte del país.

Este incremento de la violencia tiene lugar poco después de que Estados Unidos eliminara a los insurgentes de su lista negra de grupos terroristas para intentar garantizar que la tarea humanitaria no se vea obstaculizada en Yemen y facilitar el camino para reanudar las conversaciones de paz.

faw-mah/dm/sls/pjm/jvb/mb