Comando británico asalta petrolero secuestrado, 7 detenidos

JILL LAWLESS
·2 min de lectura
El petrolero Nave Andromeda amarrado en Southampton, Inglaterra, el lunes 26 de octubre de 2020. (Andrew Matthews/PA Wire via AP)
El petrolero Nave Andromeda amarrado en Southampton, Inglaterra, el lunes 26 de octubre de 2020. (Andrew Matthews/PA Wire via AP)

LONDRES (AP) — Siete polizones fueron arrestados luego que elementos de las fuerzas especiales de la marina británica tomaron por asalto un buque petrolero en el Canal de la Mancha, informó la policía el lunes. A los detenidos se les acusa de secuestro.

La Policía de Hampshire señaló que los hombres, presuntamente originarios de Nigeria, se encuentran detenidos en varias delegaciones policiales por presunto “secuestro o por ejercer control de un barco por el uso de amenazas o la fuerza”. Aún no se les presentan cargos.

De acuerdo con la policía, los 22 integrantes de la tripulación de la Nave Andrómeda se encontraban “a salvo y bien” después del operativo, que ocurrió tras el anochecer del domingo. Comandos del Servicio Especial de Embarcaciones descendieron por cuerdas desde helicópteros al buque cisterna, cuya tripulación se había encerrado en una zona segura del barco. En cuestión de minutos, los polizones habían sido detenidos.

Sitios de monitoreo del tráfico marítimo mostraron que el barco había llegado el lunes de madrugada al puerto en Southampton, en la costa sur de Inglaterra.

La policía agregó que los agentes interrogan a la tripulación a fin de determinar exactamente qué sucedió.

El barco había salido el 6 de octubre de Lagos, Nigeria, y tenía previsto amarrar en Southampton el domingo por la mañana.

Navios Tanker Managemente, que gestiona el barco con bandera de Liberia, indicó que el capitán del barco estaba “preocupado por la seguridad de la tripulación debido al comportamiento cada vez más hostil de los polizones”. El secuestro se extendió por 10 horas mientras el petrolero daba vueltas en una zona unas pocas millas al sureste de la isla de Wight, al sur de Southampton.

La guardia costera envió helicópteros al lugar y las autoridades impusieron una zona de exclusión de tres millas en torno al barco. Temiendo un secuestro, el secretario de Defensa, Ben Wallace, y la secretaria de Interior, Priti Patel, autorizaron una operación militar, según el gobierno británico.

El Servicio Especial de Embarcaciones es la división antiterrorista marítima de élite de la Marina británica, y el gobierno nunca ofrece declaraciones directamente sobre sus operativos.

“Felicito el duro trabajo de la policía y las fuerzas armadas para proteger vidas y asegurar el barco”, dijo Wallace. “Con cielos oscuros y mal tiempo, todos debemos estar agradecidos por nuestros valientes efectivos”.