La fuerte discusión entre Ben Affleck y Jennifer Garner que captaron las cámaras

LA NACION

Los actores, quienes se encuentran divorciados, fueron vistos discutiendo fuertemente frente a la casa de Garner

Luego de pasar en armonía el Día de Acción de Gracias junto a sus hijos, Ben Affleck y Jennifer Garner fueron fotografiados en un momento incómodo: en plena discusión al bajarse de una camioneta, frente a la casa de la actriz. Los gestos del actor fueron más que elocuentes. Affleck movía sus manos, y tensaba su rostro, ante las palabras de su exmujer.

Garner, al concluir la pelea, fue captada por los flashes alejándose del papá de sus hijos, Violet, Seraphina y Samuel, con una expresión que denotaba una gran molestia.

Garner, exmujer de Affleck y madre de sus tres hijos, fue el sostén del actor en sus peores momentos

Si bien se encuentran divorciados tras muchos vaivenes en su relación, los actores -quienes se conocieron en el rodaje de Daredevil- decidieron que lo mejor para la familia era seguir compartiendo salidas y encuentros. De hecho, Garner sigue acompañando a Affleck en cada paso que da en su lucha contra su adicción al alcohol. Por lo tanto, si bien los motivos de la acalorada discusión no trascendieron, los rumores apuntan a una reciente recaída del director de Argo.

En agosto, el panorama parecía esperanzador para Affleck. Luego de su paso por rehabilitación y de mantenerse alejado de los medios, Ben celebró su cumpleaños número 47 junto a sus hijos, y lo hizo en el exclusivo y excéntrico restaurante Barton G. de Los Ángeles. Testigos del festejo revelaron a medios estadounidenses que la familia disfrutó de un menú a base de salmón y de una gran tarta en este particular establecimiento.

La expareja fue captada discutiendo, pero los motivos no quedaron claros

Garner no estuvo presente ese día, pero allegados al actor destacaron su compromiso con su exmarido. "La relación entre ellos es muy buena a pesar de todo lo que sucedió. Ella realmente apoya a Ben, y cuando crían a los niños por separado ambos comparten sus historias de momentos felices. Sus amigos siempre dicen que son un ejemplo perfecto de padres dedicados, que miran más allá de lo personal", apuntaron.

"Ben está trabajando duro para mantenerse sobrio. Todavía está en el programa y es consciente de la importancia de seguir adelante para avanzar en sus proyectos de vida", añadieron. Sin embargo, meses más tarde, Affleck sufrió un duro golpe.

Garner se retira de la discusión, visiblemente molesta

En noviembre, tras permanecer casi un año sobrio, tuvo una recaída que resonó en los medios. El actor, de 47 años, mostró dificultades para caminar mientras salía de su hotel cuando se dirigía a una fiesta de Halloween de Unicef en West Hollywood, en Los Ángeles. "La sobriedad es difícil y difícil de alcanzar para todos los que luchan contra la adicción", le comentó un amigo de Affleck a la revista People. "Ben ha reconocido que va a fallar de vez en cuando, pero lo intenta".

Horas antes de la fiesta donde se produjo la recaída, el actor había hablado de su recuperación en el último año con un mensaje que publicó en las redes sociales. "Seamos serios por un momento y hablemos de algo que es realmente importante. He estado en recuperación por más de un año y parte de eso es ayudar a otros. @themidnightmission es una organización increíble que ayuda a los necesitados con vivienda, capacitación, desarrollo y recuperación", posteó. "Estoy haciendo una donación hoy porque hay personas que luchan contra la adicción todos los días y que no tienen los recursos y necesitan ayuda", comunicó el actor poco antes de tener que darle pelea a un nuevo obstáculo.