El fuego de Zamora se estabiliza, pero la situación es crítica en Navarra

·4 min de lectura

Madrid, 19 jun (EFE).- El incendio que ya ha devorado 25.000 hectáreas en la Sierra de la Culebra (Zamora) sigue activo y, aunque se ha estabilizado el perímetro, hay alto riesgo de que reproduzca, mientras en Navarra la situación es crítica, con cinco fuegos sin control. A todo ello, se suma una nueva preocupación: el viento.

Las previsiones que señalan esta tarde rachas de viento inquietan además en Cataluña y Aragón, donde aún tienen fuegos activos, aunque los más importantes de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana se han dado por controlados.

Tras casi cinco días arrasando 25.000 hectáreas, el de Sierra Culebra se ha convertido en el mayor incendio desde junio de 2012 y ha afectado a casi una cuarta parte de la masa arbolada de esa reserva.

El cambio de condiciones y el duro trabajo ha permitido que el operativo de extinción haya logrado estabilizar su perímetro, aunque el incendio sigue activo y, debido al viento, el riesgo de que se reproduzca aún es alto.

Hasta ahora, se ha podido permitir que vecinos de una veintena de pueblos desalojados haya vuelto a sus casas y se han reabierto la línea del AVE Madrid-Galicia y la carretera nacional 631.

Los trabajos aéreos y terrestres se centran en el asegurar, enfriar y perimetrar la zona, para evitar reproducciones ante la posible vuelta de fuertes vientos y condiciones adversas.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que ha visitado la zona, ha anunciado un plan especial para recuperar tanto medioambientalmente como socioeconómicamente el área afectada.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), por su parte, desplazará este lunes a personal técnico para hacer una primera estimación y poder establecer ayudas a las personas y entidades afectadas por la quema de sus bienes.

La situación sigue “siendo altamente crítica” en Navarra, con cinco fuegos fuera de control, aunque no ha ido a más y se ha cumplido el objetivo de preservar a las personas, ha dicho el vicepresidente del Gobierno foral, Javier Remírez.

El avance de las llamas con foco en el municipio de Ujué ha obligado al desalojo de las localidades de Maquirriain, Sansoáin, Olleta y Lerga, que se suman a los evacuados horas antes de San Martín de Unx, Guirguillano y Echarren de Guirguillano, ha informado SOS-Navarra.

A primera hora de la tarde se trabaja en seis focos de incendios: los de San Martín de Unx y Ujué; Belascoáin y Guirguillano; Artazu; Los Arcos, que se encuentra estabilizado; Berriozar, también estabilizado; e Iracheta.

El fuego más importante en Cataluña afecta al municipio de Artesa de Segre (Lleida), que ha quemado hasta ahora 2.702 hectáreas, la gran mayoría en el espacio natural protegido de la Serra del Montsec, según el último balance de los Agentes Rurales de la Generalitat.

Este de Artesa es el único que sigue activo en Cataluña, una vez que los bomberos han estabilizado o sofocado el resto y aquí también el temor es que el fuerte viento, con rachas de hasta 70 kilómetros por hora previsto hasta la noche, dificulte y deshaga el trabajo hecho o propicie la propagación de otros nuevos,

El fuego desatado ayer en Olivella (Barcelona), está estabilizado y se confía en controlarlo hoy, así como el de Bot (Tarragona), que ha comenzado a primera hora, a los que se suman otros más pequeños por rayos caídos en el las comarcas de Ponent, que "están monitorizados" y estabilizados, según el director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Generalitat, Joan Delort.

Las condiciones meteorológicas de la última semana en Cataluña han facilitado que, desde el miércoles, se hayan registrado unos doscientos incendios forestales, con una media en algunas jornadas de unos 60, un escenario que recuerda al cuerpo de Bombers lo vivido en los años noventa.

En Aragón la situación mejora y se han estabilizado cinco de los seis incendios que ayer ardían de forma simultánea, solo el de Barbastro (Huelva) -el más preocupante por su proximidad a un núcleo urbano- no está aún estabilizado, pero va camino de ello y la situación es buena.

De los fuegos, el de Nonaspe (Zaragoza) es el más extenso y se calcula que ha calcinado 2.000 hectáreas de terreno, mientras que el Barbastro ha quemado unas 80, según el director general de Medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona.

Ahora, lo que más preocupa es “lo que pueda venir”, según Bayona, puesto que esta tarde, aunque han bajado las temperaturas, habrá viendo del suroeste muy seco.

El incendio de Caudiel (Castellón) se ha dado por controlado este domingo tras afectar a unas 150 hectáreas y en la zona aún trabajan dos unidades de bomberos forestales y dos autobombas, según fuentes de Emergencias de la Generalitat de Valencia.

También controlado hoy el incendio forestal declarado el viernes en la finca Zurraquín, en el término municipal de Toledo, próximo al parque temático “Puy du Fou”. El fuego ha afectado a unas 900 hectáreas y los efectivos mantienen su actividad hasta que se pueda dar por completamente extinguido.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente