¿Fue Venus el primer planeta habitable de nuestro sistema?

image

- Recreación artística del aspecto que pudo tener Venus hace 2900 millones de años. (Crédito: NASA).

Venus, el segundo planeta más próximo al sol, recibe a veces el sobrenombre del “gemelo malvado” de la Tierra. De un tamaño aproximado a nuestro mundo, es en la actualidad un infierno con temperaturas superficiales de 460ºC, y eternamente cubierto por una atmósfera 90 veces más densa que la nuestra, y formada por gases tóxicos. Sin embargo no siempre fue así, y de hecho un reciente estudio realizado por investigadores del Instituto Espacial Goddard de la NASA, con sede en Nueva York, y dirigido por Michael Way, sugiere que Venus pudo ser el primer planeta del Sistema Solar capaz de albergar vida.

El trabajo, que se hará público esta semana durante una reunión de la AAS (Sociedad Astronómica Estadounidense) en Pasadena, concluye que para cuando en la Tierra estaban surgiendo las primeras bacterias primitivas, Venus contaba con un clima templado y vastos océanos de hasta de kilómetros de profundidad.

Michael Way cree que si pudiésemos viajar en el tiempo hasta situarnos en Venus hace 3000 millones de años, en un punto situado a baja latidud y a no demasiada elevación, las temperaturas superficiales podrían recordar a las de las regiones tropicales actuales de la Tierra.

En aquel tiempo, los cielos venusianos habrían estado nublados, y la lluvia caería casi de forma continua en algunas regiones. Uno podía haber disfrutado de bonitas puestas de sol, pero durante el lluvioso día, los cielos estarían cubiertos.

Lo interesante es que esto no sucedió durante un breve lapso de tiempo. De hecho los científicos creen que este clima pudo perdurar hasta hace unos 715 millones de años, lo cual da como resultado un largo periodo de estabilidad climática y agua abundante. Justo lo que necesita la vida microbiana para emerger.

En realidad, este trabajo parece sugerir que Venus y la Tierra tuvieron un inicio bastante similar, pese al resultado tan diverso que llegó después. El cambio, como digo, llegó justo cuando el sol comenzó a tener una actividad más fuerte, lo cual produjo a su vez el fatal inicio del efecto invernadero que acabó convirtiendo a nuestro vecino lo en el páramo que observamos hoy en día. De hecho, cuando los Estados Unidos y la Unión Soviética enviaron sondas a estudiar la superficie venusiana, estas solo sobrevivieron unas horas antes de resultar destruidas.

- Venus en la actualidad.

Para realizar este estudio, que puede leerse ya en Geophysical Resarch Letters, el equipo de Way simuló el clima de Venus durante algunos períodos de su historia, empezando hace 2900 millones de años y acabando hace 715 millones de años. Para ello emplearon modelos informáticos similares a los utilizados por los científicos para predecir el cambio climático en la Tierra. Entre los datos que le suministraron al programa estaban la presencia de agua, la intensidad de la radiación solar y la velocidad de la rotación de Venus.

El modelo estableció que hace 2900 millones de años la temperatura media en superficie de Venus era de 11ºC, y que esta apenas se incrementó levemente, hasta los 15ºC, hace 715 millones de años, justo cuando la actividad solar se hizo más poderosa.

Los científicos desearían contar com mediciones más precisas de la composición química y atmosférica de Venus, para establecer la cantidad de agua con la que contó en el pasado, y el momento en el que esta comenzó a desaparecer.

Tal vez la misión japonesa Akatsuki, sonda que en la actualidad observa el clima venusiano con un nivel del que no teníamos precedentes, pueda ayudar a recolectar esta valiosa información. De paso, podría darnos respuestas a algunos de los misterios de Venus, como por ejemplo si cuenta con actividad volcánica, si existen tormentas eléctricas en el interior de su atmósfera impenetrable, o por qué esta rota a una velocidad 60 veces superior a la del propio planeta.

Es una verdadera lástima que Venus, con su masa casi idéntica a la de la Tierra, no hubiese ocupado la órbita de Marte cuando se formó nuestro sistema solar. De ser asi tal vez hoy contásemos con dos planetas habitables, ya que Marte a causa de su pequeña masa, no fue capaz de retener su atmósfera protectora, lo cual condujo a su vez a la pérdida del agua y del calor.

La recreación artística del hipotético aspecto de Venus hace 2900 millones de años la encontré en NASA.gov.

Me enteré leyendo The Guardian.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente