El Frente Polisario acusa a Sánchez de "sucumbir al chantaje" de Marruecos

·2 min de lectura
Brahim Ghali, cuya entrada en España el año pasado desencadenó la crisis con Marruecos. (Photo: STRINGER via Getty Images)
Brahim Ghali, cuya entrada en España el año pasado desencadenó la crisis con Marruecos. (Photo: STRINGER via Getty Images)

El reconocimiento del plan de autonomía marroquí del Sáhara Occidental ha recibido de forma automática las críticas del delegado en España del Frente Polisario, Abdulah Arabi, que ha afeado que no se les haya avisado de antemano de este giro. En su opinión, Sánchez “sucumbe ante la presión y el chantaje” de Marruecos al avalar dicho plan como “peaje” para retomar las dañadas relaciones políticas y diplomáticas entre ambos países.

El Frente Polisario considera que el Gobierno español ha cedido a las presiones de Marruecos para cambiar su posición oficial con respecto al Sahara Occidental a cambio de retomar las relaciones bilaterales, ha declarado a Efe el representante del Polisario ante la Unión Europea, Bachir Oubbi Bouchraya.

Por ello, cree que España no puede seguir jugando un papel en el proceso de paz tras tomar partido por una de las partes. “Todo el mundo esperaba que Madrid jugara un papel para reactivar el proceso político pero no lo puede hacer si ha tomado partido en el conflicto y lo ha hecho de manera clara cuando dice que la solución de la autonomía es la ‘más seria’. Ni siquiera los americanos lo dijeron, ellos declararon que era una de las soluciones”, ha afirmado el diplomático.

Ante este “giro sustancial” que ha tomado por sorpresa a las autoridades saharauis, ha asegurado Bochraya, lo más “peligroso” es su referencia a la integridad territorial dentro del contexto del conflicto y que supone adoptar la posición de Rabat.

“No ha dejado ningún espacio al matiz y en su formulación sólo le faltó decir que la autonomía es la única solución”, ha señalado el responsable, que denunció el “doble rasero” de España en el tratamiento de las cuestiones internacionales.

En este sentido, el embajador ante la UE insistió en que se pueden mantener buenas relaciones con el país vecino sin que esto suponga “cruzar las líneas rojas” y dejar un “mal escenario” para el pueblo saharaui, por lo que adelantó que esperan una aclaración por parte del Gobierno español.

“El conflicto está en plena guerra, hay una tensión regional y Naciones Unidas tiene muchos problemas para reactivar el proceso político y una gran parte de la esperanza se depositaba en España”, lamentó.

El Gobierno español dio por iniciada hoy una nueva etapa en las relaciones con Marruecos tras apostar por la propuesta de autonomía presentada por Rabat para el Sahara Occidental en 2007 ante la ONU, dejando atrás una crisis que se inició un año antes con el ingreso hospitalario en Logroño del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Una crisis que fue agravada tras la entrada de alrededor de 8.000 personas migrantes a Ceuta el pasado mes de mayo por la playa del Tarajal sin que las fuerzas de seguridad marroquíes lo evitaran.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente