¿Estamos frente a otra burbuja bursátil en Wall Street? Estos son los números

Antonio Sandoval
·4 min de lectura
¿Estamos frente a otra burbuja bursátil en Wall Street? Estos son los números
¿Estamos frente a otra burbuja bursátil en Wall Street? Estos son los números

La economía de Estados Unidos caerá este año entre 5 y 6 por ciento, uno de los más grandes descalabros de su historia. En este contexto llega a una de las elecciones presidenciales más inciertas también de su historia, ya que incluso la continuidad que representa el actual presidente Donald Trump, en caso de ser reelegido, no es garantía de nada.

En estos momentos, al margen de las elecciones y del eventual ganador, tiene lugar un amplio debate entre demócratas y republicanos y en la sociedad estadounidense respecto a la viabilidad de un plan adicional de estímulos económicos por un monto de hasta 2.5 billones de dólares para reanimar la actividad económica que en muchas partes del país y en amplios sectores sigue deprimida. Estos programas de estímulo económico empiezan a generar una gran preocupación respecto a la posibilidad de que la economía se haya vuelto adicta a este dinero y que, debajo de esto, se encuentre una crisis muy profunda.

Pese a que se está viviendo uno de los contextos más retadores para la economía más grande del planeta, las bolsas en Wall Street tienen una recuperación espectacular con crecimientos que, más bien, muestran un optimismo que las cifras macroeconómicas están lejos de reflejar. ¿Frente a qué estamos?, ¿se trata de una gran burbuja bursátil?

Lee: Ni Trump ni Biden; la Fed es ‘culpable’ del espectacular regreso de Wall Street

Ganancias bursátiles muestran un “mundo” distinto

El mundo ha superado completamente la pandemia del Covid-19, todos los sectores económicos se encuentran en plena marcha o al menos totalmente recuperados de los efectos nocivos que representó el impacto inicial. Por otra parte, todos los empleos se han recuperado y existe una expectativa muy positiva al respecto, además de que el crecimiento del PIB este año no resultará tan afectado al final del día y las expectativas hacia el corto plazo son muy favorables para un crecimiento mayor y sostenido.

No, lo que usted acaba de leer no es una locura, es lo que parecen decir, sin decirlo, los principales indicadores en la bolsa de valores de Nueva York. Con su comportamiento, parecen actuar como si la crisis del Covid-19 fue sólo una gran pesadilla para el mundo y la economía, vea usted los números.

El índice S&P 500, que refleja el desempeño de las empresas más grandes de la economía de Estados Unidos, muchas de ellas grandes conglomerados globales, tiene un repunte de 55.71 por ciento desde que en marzo pasado alcanzó el punto más bajo del año, hoy cotiza en 3,483.81 puntos respecto a los 2,237.40 puntos que alcanzó en el punto más bajo.

Por su parte el Dow Jones, representante de la llamada economía tradicional, registró en marzo pasado 18,591.93 puntos, mientras que el cierre de la semana pasada alcanzó los 28,606.31 unidades, lo que representa un repunte de 53.86 por ciento.

Pero si el avance de los dos indicadores anteriormente mencionados es impresionante, el incremento que refleja el índice Nasdaq, ligado a las empresas del sector tecnológico, ha dejado atónitos a todos. Este indicador tiene una ganancia de 70.12 por ciento, luego de que en el tercer mes del año cayó a un mínimo de 18,591.93 puntos, para cerrar la semana pasada en 28,606.31 unidades. El papel de la tecnología en la pandemia y después de la misma, es la justificación del aumento que muestra este indicador.

Lee: Los toros tecnológicos de Wall Street que son inmunes al coronavirus

¿Burbuja bursátil?

En un mundo con tasas en cero absoluto, y con muchas probabilidades de que en algún momento puedan “invadir” la zona de los rendimientos negativos, los inversionistas buscan opciones y no tienen muchas, por eso las acciones se han vuelto la alternativa, pero todo exceso es malo.

Los analistas no se ponen de acuerdo, difícilmente se puede identificar una burbuja. De hecho, nunca en la historia se ha podido hacer con certeza, por eso es que algunos dicen que esto que vemos es una burbuja bursátil, mientras otros aseguran que se trata de un movimiento más del mercado auspiciado por lo que señalamos, las bajas tasas de interés y la perspectiva de que estas no subirán en mucho tiempo.

Detectar una burbuja de cualquier manera no serviría de mucho más allá de precipitar su estallido, con consecuencias desconocidas en un contexto económico como el que vivimos en estos momentos. Lo mejor, dicen algunos, es seguir el mercado y no “embelesarse” con los rendimientos. El gran reto en estos momentos para los inversionistas no es detectar si existe o no una burbuja en el mundo bursátil, sino saber si es buen momento para entrar el mercado, y cuándo salir a tiempo. Es complejo saber si el mercado está ya muy caro, no podemos saber si en unos días se desplomará o seguirá su frenética carrera hasta niveles ahora inimaginables.

Estamos frente a un fenómeno que no es novedoso pero cuyo contexto sí lo es, por lo tanto, si en algo coinciden casi todos los analistas es que los mercados han entrado en zona desconocida, al menos una parte de la misma.

Lee: ¿Conflicto poselectoral en EU? Los inversionistas se preparan para este escenario