#FreeAlaa: preocupación por el estado de salud del preso político más simbólico de Egipto

·9 min de lectura
© Khaled Desouki / AFP

Con uno de los casos que más alarman en el mundo árabe iniciamos 'Fragmentos de Oriente'. El activista Alaa Abdel Fattah lleva diez años sufriendo a las autoridades egipcias, que intentan silenciar las disidencias. Pero su familia no ha sabido de él desde el 16 de julio e ignora si está vivo y en qué condiciones. Los asaltos al Parlamento de Irak, una nueva acusación armamentística de Israel a Hamás, la disputa por la Agencia Judía en Rusia y una violencia inusual en Siria completan el resumen.

Del árabe Ahlan wa sahlan (أهلا وسهلا) sean bienvenidos a 'Fragmentos de Oriente'. Un resumen que todos los sábados les acercará a los hechos más destacados de la región de Medio Oriente y sus países aledaños. La síntesis de esta semana concierne a Egipto, Irak, Israel-Hamás, Rusia y Siria.

1) Sin noticias del preso político egipcio más conocido

Desde el 16 de julio. Desde ese día la familia de Alaa Abdel Fattah –programador de oficio y activista a favor de una democracia real en Egipto– ignora su "estado de salud y bienestar" en la cárcel de Wadi el-Natrun, en la que, al tiempo de escribir estas líneas, supera los 120 días en huelga de hambre.

A modo de contexto, Alaa ha vivido entre rejas gran parte de estos últimos diez años. En 2011, se convirtió en uno de los rostros de la revolución egipcia que derrocó al presidente Hosni Mubarak y desde entonces, entre 2014 y 2019, sufrió varios encarcelamientos cortos y una sentencia de cinco años por organizar protestas sin autorización y cometer rebeldía. Bajo libertad condicional tuvo que pasar 12 horas al día en comisaría, hasta que de nuevo en 2019, durante las represivas marchas contra el líder Abdelfatah al-Sisi, recibió una segunda condena de un lustro por "difundir noticias falsas".

Egipto suele usar este cargo para deshacerse de disidentes políticos. Pero hoy la preocupación de la familia radica en que no han sabido nada de él, ni siquiera a través de cartas, y en que los funcionarios de la prisión alegan que es el propio Alaa quien se niega a recibirlos, cuando nunca antes se había comportado así.

La única "actualización" de vida a la que se aferra su hermana, Mona Seif, se basa en una declaración de un fiscal, que supuestamente lo habría visitado el miércoles no para calmar a la familia, sino para investigar los malos tratos y torturas que Alaa denunció hace tres años en el complejo penitenciario de Tora. Basándose en el ahora y no en el pasado, este fiscal determinó que "el recluso goza de buena salud".

"Están examinando a Alaa y concluyen que no pueden ver ningún signo de golpizas que en realidad tuvieron lugar hace dos años y nueve meses", criticó su tía y escritora Ahdaf Soueif.

Sin embargo, eso tampoco explica por qué las autoridades egipcias siguen denegándole una visita consular y ahora han decidido afirmar que Alaa no cuenta con doble ciudadanía, cuando su madre Laila Soueif logró usar su nacimiento en Londres para conseguirle un pasaporte británico para salir de esta "prueba imposible".

  • Dato: A cien días de la cumbre climática de la ONU COP27, de la que el organizador es Egipto, se está condicionado el éxito de la cita a que al-Sisi libere a decenas de miles de prisioneros de conciencia. Por ahora, al-Sisi pretende iniciar un diálogo político con las oposiciones, pero este no incluye al principal movimiento de disidencia islamista, los Hermanos Musulmanes.

2) Estancamiento político récord y doble asalto al Parlamento en Irak

Cuando miles de seguidores del clérigo chiita Muqtada al-Sadr irrumpieron en el Parlamento el pasado 27 de julio, Irak alcanzó los 290 días sin gobierno, en un récord precedido por los 289 días del año 2010.

Salvo porque este 30 de julio la imagen se repitió y miles volvieron a tomar el edificio del Legislativo, aunque en esta ocasión se toparon con la oposición de las fuerzas, en un choque que dejó un centenar de heridos.

Al-Sadr es la figura central de esta nueva crisis iraquí. Opositor férreo a la invasión estadounidense de 2003, el líder religioso encabezó el bloque ganador de las elecciones de noviembre, al hacerse con 74 escaños de los 329 disponibles. Pero sus intentos de formar un Ejecutivo se han visto frustrados por la alianza chiita pro-Irán, que impidió el quórum en varias ocasiones.

La formación de un gobierno en Irak requiere del apoyo de dos tercios del Parlamento. Según el sistema sectario implementado tras la caída de Sadam Hussein en 2003, el primer ministro debe ser un chiita –grupo étnico mayoritario del país–; el presidente, kurdo; y el jefe del Legislativo, musulmán sunita.

Ante el boicot a su coalición con una alianza sunita y el Partido Democrático del Kurdistán iraquí (que en los comicios superó a la histórica Unión Patriótica del Kurdistán), Al-Sadr anunció en junio la renuncia de todos sus parlamentarios, dando vía libre a que los chiitas pro-Irán –denominado Marco de Coordinación– lograran una mayoría de gobierno, con Mohamed Shia al-Sudani como candidato a primer ministro.

Pero Al-Sadr, que es detractor tanto de la injerencia estadounidense como de la iraní, rechazó al nominado, acusándolo de ser un corrupto y un delfín de su archirrival, el ex primer ministro Nuri al-Maliki. Sin presencia parlamentaria, aunque con una enorme influencia, el clérigo hizo una demostración de fuerza al movilizar a sus seguidores y mantener el bloqueo a la instalación de un nuevo gobierno. Una situación que paraliza las reformas necesarias en Irak y prolonga la incertidumbre sobre su futuro político.

3) ¿Uso de civiles como tapadera o excusa para un nuevo combate?

Es la pregunta que resume otro episodio más entre Israel y Hamás en Gaza, cuya respuesta acaba siempre afectando a civiles palestinos. Este 27 de julio, el Ejército israelí divulgó imágenes áreas que presuntamente indicarían las zonas urbanas en las que el grupo habría ubicado centros de fabricación y depósito de armas.

Según estos videos y mapas, la organización islamista que gobierna de facto la Franja, bloqueada por Israel, se habría instalado cerca de mezquitas, escuelas y la fábrica de Pepsi, además de los túneles próximos a los hospitales, universidades e instalaciones de UNRWA –la agencia de la ONU para los refugiados palestinos–.

"(Hamás) lanza ataques desde centros poblacionales y apunta a lugares poblados (israelíes)", dijo el ministro de Defensa israelí Benny Gantz. Sin embargo, a eso mismo aludió la réplica del portavoz de Hamás, Hazem Qasem, al defender que justamente se trata de "lugares donde el enemigo cometió masacres contra civiles (...) La información publicada por la ocupación israelí es infundada".

La prensa de Israel, entre ellos 'Haaretz', asegura que el Ejército busca así "legitimar" futuras operaciones en Gaza, para evitar las críticas que recibió en mayo de 2021 durante los bombardeos desiguales de once días, al atacar a civiles. Aquella cuarta gran escalada desde 2008 mató a 260 palestinos (66 menores) y a 13 israelíes, y en lo mediático le costó a Israel el derribo del edificio de la agencia de noticias Associated Press.

4) La Agencia Judía, un pulso diplomático entre Rusia e Israel

Para Israel, la adopción de judíos migrantes es vital para sustentar la identidad de su Estado. Y en esa tarea, la Agencia Judía ocupa un rol central al gestionar la inmigración o aliyá (en hebreo עלייה‎, 'ascenso') de judíos de todo el mundo. Si bien es una organización sin fines de lucro, en realidad sirve como entidad paraestatal.

Por eso la intención de Moscú de suspender la sede rusa de la Agencia encendió las alarmas en el Gobierno israelí, que ocupó la semana dando prioridad a esta disputa. Aunque el propio Kremlin dijo que se trata de un caso judicial y llamó a "no politizar" el tema, fue el Ministerio de Exteriores ruso el que interpuso la demanda, alegando una violación de las leyes de privacidad.

Algunos analistas ven detrás de este reclamo un reproche del Ejecutivo de Vladimir Putin a Yair Lapid quien, antes como jefe de la diplomacia israelí y ahora como primer ministro interino, ha condenado la invasión rusa en Ucrania. Para más inri, a Moscú no le convence la postura tibia de Israel frente a la guerra: pese a que no ha adherido las sanciones y ha evitado proveer armas a Ucrania, sí le mandó equipamiento defensivo.

Lapid ha indicado que el cierre de la Agencia Judía podría dañar las relaciones entre Israel y Rusia, aunque luego matizó que Israel buscará una solución mediante al diálogo. Con ese propósito envió a una delegación a Moscú, la cual espera dejar atrás una inconclusa primera audiencia del caso.

Que los jueces rusos hayan fijado un segundo encuentro el 19 de agosto podría ser un guiño hacia una vía más diplomática, ya que da margen a negociaciones entre bambalinas. Por ahora, si la Agencia continúa en marcha "incluso con algunos ajustes" esto funcionaría para Israel, como admitió la ministra de Interior, Pnina Tamano-Shata.

  • Dato: Desde la invasión a Ucrania en febrero, 17.000 rusos han adoptado la ciudadanía israelí y se espera que otros 40.000 presenten una solicitud. Solo en el año 2021, unos 7.700 judíos rusos emigraron a Israel.

5) La violencia llega hasta la última provincia protegida de la guerra en Siria

Sweida, una provincia de mayoría drusa situada en el sur de Siria, es un caso inhabitual en el país. Dentro del área controlada por el régimen del líder Bashar al-Assad, tiene el raro privilegio de haberse mantenido mayormente protegida de la guerra que ha dividido a la nación desde 2011.

Sin embargo, esta semana, Sweida se ha visto envuelta en una ola de violencia que ha dejado al menos 23 muertos. ¿La razón? Enfrentamientos entre residentes armados y bandas alineadas con las agencias de seguridad gubernamentales, de acuerdo a los reportes de activistas y medios locales.

Según el portal local 'Suwayda 24', se combinaron dos factores para dar inicio al estallido: protestas por el deterioro de las condiciones económicas y la detención injustificada de un residente a manos de los grupos paragubernamentales, ocurrido el fin de semana pasado. Estas organizaciones habitualmente establecen controles en las carreteras y arrestos arbitrarios y cometen secuestros al azar.

La respuesta de los habitantes, afirmó el mencionado medio regional, fue instalar barricadas informales, detener a miembros de las pandillas y atacar sus bases. Las autoridades sanitarias de la provincia reportaron la muerte de 17 personas el 28 de julio, mientras que el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos añadió el hallazgo de otros 6 cuerpos el 29 de julio. Ninguna de las partes se atribuyó los asesinatos y el Gobierno sirio no se ha manifestado sobre el fin del 'statu quo' en Sweida.

Y como despedida, la imagen de la semana que nos lleva hasta Irán. Desde hace una semana la República Islámica se ve afectada por deslizamientos de tierra e inundaciones en 18 de sus 31 provincias. Debido a las catástrofes, 53 personas han muerto y 400 pueblos y aldeas presentan daños, mientras los rescatistas aún buscan a decenas de desaparecidos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente