¿Quién fue Fray Junípero Serra, el santo español que evangelizó Estados Unidos y se encuentra en la diana antirracista?

La muerte de George Floyd en Estados Unidos a manos de un policía ha desatado una ola de protestas y marchas contra el racismo que no se han circunscrito solo a territorio estadounidense. El movimiento Black Lives Matter ha llegado también a países europeos como Reino Unido y España, donde el confinamiento impuesto por la crisis del coronavirus no ha impedido a la ciudadanía echarse a la calle para protestar contra esta muerte y el racismo en general. En el marco de estas movilizaciones las estatuas de según qué personajes históricos han sido colocadas en la diana. Uno de ellos ha sido Fray Junípero Serra, cuyas esculturas, como las de Cristobal Colón, ha sufrido ciertos daños.

Quién es Cristóbal Colón y lo controvertido de su figura es conocido, pero quién es este Santo cuya estatua ha sido tumbada en San Francisco -la que hay levantada en su honor en Mallorca ha sufrido pintadas también- acusado de racismo y de haber maltratado a los indígenas americanos cuando llegó al entonces nuevo continente para evangelizar a sus habitantes. Para saber de su recorrido vital hay que remontarse a 1713, fecha de su nacimiento, en Petra (Mallorca).

Misionero franciscano, cuentan en el perfil de él trazado en El Independiente, que en 1769 se sumó a las tropas españolas destinadas a conquistar los territorios de la Alta California con algunos compañeros de orden y después de que en Baja California se hubiese expulsado a los jesuitas. Su labor era clara: evangelizar a los indígenas.

Allí, en territorio californiano, fundó nueve misiones y colaboró en la fundación de ciudades como San Diego, San Antonio y San Francisco. Obviamente, todas con nombre de santo. Su primera misión, señalan en 20 Minutos, fue la de San Diego de Alcalá, en 1769. Después vendrían el resto.

La estatua de San Junípero Serra en San Francisco (EEUU) ha sido derribada por manifestantes contra el racismo. (Foto: Captura de Twitter)

Doctor en filosofía y teología, murió el 28 de agosto de 1784 en Monterrey a la edad de 70 años víctima de la picadura de una serpiente. Sus restos se encuentran enterrados en la Basílica de la Misión de San Carlos Borromeo, fundada por él mismo, y es el único español con una estatua en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio en Washington. La que ha sido derribada hace solo unos días no es esa, si no otra erigida en San Francisco.

La razón es que, mientras que son muchos quienes defienden su labor como evangelizador y su lucha por los derechos de los indígenas, su figura no es inmune a la polémica ya que hay quien no ha hecho la misma lectura de la historia y considera que en sus misiones se maltrató a los indígenas. Este sentido, en 2018, recuerdan en 20 Minutos, la Universidad de Stanford eliminó su nombre de sus instalaciones.

La Iglesia, por el contrario, siempre se ha mostrado a favor de reconocer su labor en la Nueva España y en 1934 comenzó un proceso de beatificación que fue culminado en 1988 cuando Juan Pablo II le otorgó la condecoración. Entonces se añadió el Fray precediendo a su nombre y años después, en 2015, el Papa Francisco lo canonizó. Coincidiendo con ambas fechas, también hubo críticas a su figura.

Mientras en Mallorca aparecía una pintada en la que se podía leer ‘racista’ sobre su estatua y en San Francisco la tiraban al suelo, desde la Embajada de España en EEUU han publicado un hilo en el que lamentan “profundamente la destrucción de la estatua de San Junípero Serra en San Francisco y nos gustaría ofrecer un recordatorio de sus grandes esfuerzos en apoyo de las comunidades indígenas”.

En 2016 el nombre de San Junipero alcanzó cierta fama y despertó curiosidad pero por razones que nada tenían que ver con su labor en las misiones o su trato a los indígenas. La ‘culpa’ la tuvo un capítulo de Black Mirror llamado así y que es, a día de hoy, uno de los mejores y más aplaudidos de la serie de Charlie Brooker. Protagonizado por Gugu Mbatha-Raw y Mackenzie Davis, se alejaba de ese tono pesimista y algo agorero que suele marcar a esta antología. Era el cuarto episodio de la tercera temporada y fue galardonado con dos premios Emmy.

Más historias que te pueden interesar:

La estatura de San Junípero en Palma también ha sido atacada. (Foto: Isaac Buj/Europa Press via Getty Images)