"Esos bastardos han asesinado a la mitad de mi familia" y otras perlas de Felipe de Edimburgo

Antón Parada
·2 min de lectura
El duque de Edimburgo, a las puertas del castillo de Windsor. (Photo: Samir Hussein/WireImage)
El duque de Edimburgo, a las puertas del castillo de Windsor. (Photo: Samir Hussein/WireImage)

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo y marido de la reina Isabel II, ha fallecido este 9 de abril en el Castillo de Windsor a los 99 años, pero con él no se va únicamente una de las mayores personalidades de Reino Unido, se van algunas de las mayores salidas de tono de la Casa Real británica.

A lo largo de su vida, el Felipe ha ido generando una buena colección de frases memorables, algunas tan polémicas y controvertidas como graciosas. Desde meteduras de pata a comentarios mordaces que dejaban sin habla a periodistas u otros altos cargos o simplemente tiraban al traste cualquier atisbo de protocolo. Estos son algunos de sus grandes éxitos.

“Esos bastardos han asesinado a la mitad de mi familia”

En 1967, Felipe confesó que Rusia era un destino al que le encantaría ir. No obstante, mostró su reticencia señalando que “esos bastardos”, los rusos, se habían cargado a parte de su ascendencia. El motivo es que sus abuelos eran el rey Jorge I de Grecia y la gran duquesa Olga, nieta del zar Nicolás. Y todos sabemos lo que ocurrió tras el asalto al Palacio de Invierno.

“Si te quedas aquí mucho más tiempo te volverás a casa con los ojos entrecerrados”

Esta perla hay que rescatarla de una charla que mantuvo el duque de Edimburgo con un estudiante británico en 1986. Fuera de contexto, podría quedarse en un simple comentario que apuntaría a que estaba aburrido. Pero no, es polémica porque el estudiante se encontraba en China.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

″¿Todavía se seguían lanzando jabalinas unos a otros?”

La del estudiante británico no fue la única frase con cierta componente de choque cultural. Corría 1998 cuando preguntó a un viajero que hacía escalada en Papúa Nueva Guinea si “no le devoraban” los habitantes. No...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.