Francotirador asesina a un policía en la región colombiana del Catatumbo

·3 min de lectura

Bogotá, 26 jul (EFE).- Un francotirador asesinó este martes a un policía en la población de Tibú, que forma parte de la región colombiana del Catatumbo, en donde opera el Clan del Golfo y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informó hoy la institución.

La Policía detalló en redes sociales que la nueva víctima de la escalada fue James Antonio Morales, quien recibió un disparo en el pecho.

En lo que va del año, y hasta este 25 de julio, grupos armados organizados han asesinado a 34 miembros de la Policía Nacional y han dejado heridos a 68, según la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa.

El director de la Policía colombiana, el general Jorge Luis Vargas, recordó que este último patrullero asesinado estuvo en la Policía 11 años.

"Nuestro compañero, oriundo de Leticia, Amazonas, sirvió con honor, amor por Colombia y vocación por más de 11 años. A su esposa e hija, de solo 3 años, las acompañamos. El país entero debe rodear a los policías que todos los días los protegen con valentía", dijo el general Vargas en Twitter.

Por su lado, la Misión de la ONU en Colombia condenó y lamentó el asesinato de miembros de la Policía por parte de grupos armados y aseguró que "la persistencia de la violencia es el mayor obstáculo para consolidar la paz en el país". "Nos solidarizamos con los familiares de las víctimas", expresó el organismo.

Las autoridades no han atribuido a ningún grupo este asesinato. Sin embargo, en la región hacen fuerte presencia las guerrillas ELN y el Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país.

Tibú forma parte del Catatumbo, una región que abarca 10.089 kilómetros cuadrados en el noreste del país, en su mayoría selváticos, en donde también hay presencia de grupos de narcotraficantes e incluso un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) que se enfrentan por corredores para el narcotráfico y cultivos de coca.

LA POLICÍA, EL BLANCO

La Policía colombiana se convirtió en las últimas semanas en blanco del Clan del Golfo que intensificó los asesinatos selectivos de miembros de la institución en la peor ola de violencia de los últimos cinco años.

Según el balance de la Policía ofrecido este lunes, durante 2022 el Clan del Golfo ha asesinado a 25 policías, de los cuales 18 de ellos estaban de servicio y 7 estaban descansando cuando fueron asesinados. Además, solo en julio han fallecido 12 agentes, principalmente en los departamentos de Antioquia y Córdoba (noroeste).

Los asesinatos del Clan del Golfo mediante el llamado "plan pistola" comenzaron en mayo pasado, en respuesta a la extradición a Estados Unidos de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga, alias "Otoniel", y hasta la fecha esta campaña criminal se ha cobrado la vida de más de 30 policías.

Una de las víctimas más reciente de la embestida criminal ocurrió el lunes pasado cuando fue asesinado el patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón, de 25 años de edad, tiroteado por sicarios en Sampués, en el departamento caribeño de Sucre.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente