Francisco pide una Europa más solidaria

·1 min de lectura

Francisco pidió en Bratislava en su viaje de cuatro días a Hungría y Eslovaquia que el apoyo mutuo se mantenga especialmente mientras el mundo se recupera económicamente de la pandemia.

El papa se reunió con la presidenta de Eslovaquia Zuzana Caputova, antes de un encuentro con la comunidad judía del país para honrar a sus víctimas durante la Segunda Guerra Mundial y señalar la complicidad católica en las leyes y crímenes raciales: "La pandemia es la gran prueba de nuestro tiempo. Nadie puede mantenerse al margen, ni como individuo ni como nación. Que asumamos el reto de esta crisis, hace aún más urgente que nos replanteemos nuestro estilo de vida."

Es su primer viaje internacional desde que se sometió a una operación intestinal en julio.

Eslovaquia forma parte del llamado grupo de Visegrado junto con Polonia, Hungría y República Checa, el núcleo duro de oposición en la UE a la acogida de inmigrantes y refugiados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente