Quién es Francisco Marín, el magistrado que relevará a Carlos Lesmes si dimite

·2 min de lectura
Fachada del Tribunal Supremo. (Photo: AFP7 via Getty Images)
Fachada del Tribunal Supremo. (Photo: AFP7 via Getty Images)

Fachada del Tribunal Supremo. (Photo: AFP7 via Getty Images)

10 de diciembre de 2013. El Boletín Oficial del Estado publicaba el nombramiento de Carlos Lesmes como presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial. Un cargo que tenía que ocupar durante cinco años, pero que ya va camino de cumplir los nueve.

En ese sentido, Lesmes, después de amenazar con su “eventual salida”, ya va preparando su adiós ante la falta de acuerdo entre el PSOE y el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial.

Por ello, la próxima semana dará cuenta a la Sala de Gobierno del alto tribunal y al Pleno del Consejo de un informe sobre su eventual sustitución ya que no se puede proceder a elegir a un nuevo presidente. Además, la vicepresidencia está vacante desde la jubilación de Ángel Juanes en octubre de 2019. Por ello, quien ha cubierto interinamente esta función por ser el presidente de Sala más antiguo, el magistrado Francisco Marín Castán, actualmente presidente de la Sala Primera, será su relevo. Todavía queda porque se confirme pero, ¿quién es Marín Castán?

En la web del Supremo, destacan que el magistrado de 70 años lleva en la institución desde enero de 2000 y como presidente de la Sala desde el 7 de febrero de 2014, reeditado cinco años después.

Previamente, en su carrera profesional, ingresó en la Carrera Judicial en 1977 con el número uno de su promoción y fue juez de Primera Instancia e Instrucción en La Roda (Albacete) y San Roque (Cádiz), magistrado-juez de Instrucción en San Sebastián, magistrado de las Audiencias Provinciales de Huelva y de Madrid y magistrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo antes de convertirse en magistrado del alto tribunal.

La polémica demanda de paternidad contra Juan Carlos I

Uno de los casos más polémicos de la sala presidida por Castán se dio a finales de 2014, después de que admitiera a trámite la demanda de paternidad presentada por la belga Ingrid Jeanne Sartiau contra el rey emérito.

En ese caso, el presidente de lo Civil, Marín Castán, elevó al Pleno este asunto, después de que entrara en vigor el pasado julio la ley que regula el aforamiento del monarca y la Audiencia Provincial de Madrid le remitiera la querella de Solá. A partir de ese momento, el Supremo emplazó Juan Carlos I a que contestase a la demanda de paternidad, que viene acompañada de la petición de que se realice una prueba de ADN como prueba anticipada.

Sin embargo, en abril de 2015, la Sala decidió que la demanda de paternidad contra el rey se desestimó porque era ‘falsa, frívola y torticera’ y con el voto particular de los magistrados José Ramón Ferrándiz y Xavier O’Callaghan.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR