Francia rinde su último homenaje a la leyenda del cine francés Jean-Paul Belmondo

·3 min de lectura

El presidente francés, Emmanuel Macron, políticos, deportistas, estrellas de la cultura y del entretenimiento y seguidores del actor recientemente fallecido rindieron un homenaje nacional a la leyenda del cine, que murió a los 88 años.

Jean-Paul Belmondo dedicó seis décadas de su vida a interpretar roles en la pantalla grande. Seis décadas consagrado al cine de autor y a los éxitos de taquilla y que ahora, tras su muerte, fueron recordadas por el presidente francés, Emmanuel Macron, en un homenaje solemne este jueves en París.

"Jean-Paul Belmondo era parte de la familia. Hermano, primo, tío, amigo seductor, padre extraordinario cuya carrera abarca mil vidas en las que todos encontramos un poco de lo nuestro y que marcó seis décadas de la vida francesa", dijo el mandatario en su discurso durante la ceremonia en el complejo de Les Invalides.

Macron describió al actor como el "hombre de las mil caras" que trabajó duro durante sesenta años y que ahora "ha dejado huérfana a Francia".

Belmondo también era Francia. Así lo han descrito seguidores del actor que lo recuerdan como un ser encantador, magnífico, timador, incorregible, solitario, bandido. Un camaleón que robaba papeles para volverlos suyos a su antojo, tanto ante las cámaras como encima de las tablas.

Además de los familiares de Belmondo y otras personalidades que asistieron a la ceremonia de este jueves -cerca de 1.000 seguidores de 'Bébel', como era llamado- pudieron participar en el homenaje, todos provistos de su pase de salud.

"Llegué a las 7:00 am. Es importante para mí estar aquí, es como despedirme de un viejo compañero, alguien que estuvo ahí desde mi adolescencia", dijo Brigitte Ratou, una mujer jubilada de 66 años que habló con la agencia AFP.

Belmondo, símbolo del cine francés, a escala mundial

Antes de la intervención del presidente Macron, el actor Victor Belmondo, uno de los seis nietos del artista fallecido tomó la palabra de manera corta y emotiva. "Eres un sol eterno, muchas gracias por habernos dado tanta alegría, por haber compartido tu positividad. Ahora aprovecha para reunirte con los amigos que tanto has echado de menos", dijo.

Al homenaje acudieron compañeros de profesión de Belmondo, como Jean Dujardin, Marion Cotillard, Berenice Bejo, Nathalie Baye, y el director Michel Hazanavicius. También asistió el expresidente francés, François Hollande y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

De padres italianos, ambos artistas, Belmondo sobresalió por su naturalidad y franqueza, reforzadas por un físico y rasgos toscos. 'Bébel' fue un símbolo del cine mundial que trabajó en películas de autor, con directores como Jean-Luc Godard, y en otras de acción, entre ellas 'Le professionnel'.

Entre las películas de culto en las que actuó están 'À bout de soufflé', 'Un singe en hiver', 'Pierrot le fou' y 'La Sirene du Mississipi'. A mediados de la década de 1960 se orientó hacia un cine más comercial y de aventuras, como lo hizo en 'L'Homme de Rio', 'Borsalino', 'La scoumoune' y 'Le magnifique'.

Luego de la clausura del homenaje, el féretro con los restos del actor quedó expuesto al público en Les Invalides y mañana será organizado un funeral privado con su familia en la iglesia de Saint Germain des Prés, en París.

Con AFP, EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente