Francia llama a EEUU "a la razón" y a "respetar a sus aliados" comerciales

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, en una entrevista con AFP en Buenos Aires, el 21 de julio de 2018, en el marco de la reunión de ministros de Economía y presidentes de bancos centrales del G20

La Unión Europea ve con preocupación la guerra comercial que se desató tras el incremento de aranceles decidido por Estados Unidos, dijo este sábado el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, pidiendo a Washington ser razonable y "respetar" a sus aliados comerciales.

"Todos, en particular los países europeos, tenemos una preocupación por la guerra comercial que comenzó hace algunas semanas. No habrá sino perdedores en esta guerra, que destruirá empleos y afectará el crecimiento mundial", expresó Le Maire en entrevista exclusiva con la AFP antes de la reunión de ministros de Economía y presidentes de bancos centrales del G20 sábado y domingo en Buenos Aires.

"Hacemos un llamado a la razón a Estados Unidos, a respetar las reglas multilaterales y a respetar a sus aliados", enfatizó.

"Estadounidenses y europeos son aliados. No podemos entender por qué nosotros, europeos, nos vemos afectados por el aumento de aranceles comerciales decidido por Estados Unidos", dijo el jerarca en referencia a la decisión de Washington de imponer aranceles adicionales al acero y al aluminio, primer paso de una polémica estrategia con la que el gobierno de Donald Trump busca en particular combatir el déficit comercial de su país con China.

"Lo que queremos es reformar el multilateralismo comercial. El comercio mundial no puede basarse en la ley de la selva", añadió el ministro francés.

La UE y China acordaron esta semana la conformación de un grupo de trabajo para estudiar una reforma de la paralizada Organización Mundial del Comercio (OMC).

"La forma de solucionar los problemas, es un diálogo Estados Unidos, Europa, China", abogó Le Maire, cuando crece la preocupación sobre el impacto de las medidas norteamericanas y sus recíprocas de China, la UE, Canadá o México sobre el crecimiento mundial.