Francia lanza ofensiva en Siria mientras prosigue la investigación en París

Por Emmanuel Jarry y Robert-Jan Bartunek
1 / 2

A French fighter jet taxis along the runway in an undisclosed location, in this handout picture released by the ECPAD

A French fighter jet taxis along the runway in an undisclosed location, in this handout picture released by the ECPAD late November 15, 2015. French fighter jets launched their biggest raids in Syria to date targeting the Islamic State's stronghold in Raqqa just two days after the group claimed coordinated attacks in Paris on Friday that killed more than 130 people, the defence ministry said. REUTERS/ECPAD-French Defence Ministry/Handout via Reuters TPX IMAGES OF THE DAY ATTENTION EDITORS - THIS PICTURE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY. REUTERS IS UNABLE TO INDEPENDENTLY VERIFY THE AUTHENTICITY, CONTENT, LOCATION OR DATE OF THIS IMAGE. FOR EDITORIAL USE ONLY. NOT FOR SALE FOR MARKETING OR ADVERTISING CAMPAIGNS. THIS PICTURE IS DISTRIBUTED EXACTLY AS RECEIVED BY REUTERS, AS A SERVICE TO CLIENTS. FOR EDITORIAL USE ONLY. NO RESALES. NO ARCHIVE.

Por Emmanuel Jarry y Robert-Jan Bartunek

PARÍS/BRUSELAS (Reuters) - Aviones de combate franceses atacaron posiciones del grupo Estado Islámico en Siria el domingo, mientras la policía ampliaba sus investigaciones sobre los ataques coordinados en París, en los que murieron más de 130 personas.

Estado Islámico reivindicó la autoría de los atentados suicidas y tiroteos del viernes, que reavivaron Las diferencias sobre la crisis de refugiados de Europa y provocaron llamamientos para que se bloquee la gran afluencia de musulmanes que solicitan asilo.

La policía francesa lanzó una búsqueda internacional de un hombre nacido en Bélgica que cree pudo haber ayudado a organizar los ataques con dos de sus hermanos. Uno de ellos murió en los ataques, mientras que el otro fue arrestado en Bélgica, dijo una fuente judicial.

Otros dos atacantes suicidas franceses han sido identificados, dijo la policía, mientras que la identidad de los otros cuatro asaltantes que murieron el viernes todavía está en revisión.

Francia ha bombardeado desde hace meses posiciones del Estado Islámico en Irak y Siria dentro de una operación liderada por Estados Unidos. Tras el caos del viernes, París se comprometió a destruir el grupo. Subrayando su determinación, jets franceses lanzaron el domingo sus mayores incursiones en Siria hasta la fecha, alcanzando su bastión en Raqqa.

"La incursión (...), que incluyó a 10 jets de combate, fue lanzada simultáneamente desde Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Se arrojaron 20 bombas", señaló un comunicado del Ministerio de Defensa francés, que añadió que la misión había tenido lugar el domingo por la tarde.

La operación, desarrollada en coordinación con fuerzas estadounidenses, atacó un centro de mando, un centro de reclutamiento de yihadistas, un arsenal y un campo de entrenamiento de combatientes, detalló el comunicado. No hubo información sobre víctimas o los daños causados.

Se prevé que los ataques de París causen una ola de ventas a corto plazo en los mercados bursátiles mundiales el lunes, pero pocos estrategas esperan un impacto económico prolongado o cambio en las direcciones predominantes del mercado.

SIETE DETENIDOS EN BÉLGICA

La investigación sobre los ataques del viernes, los peores en el país desde la Segunda Guerra Mundial, condujo rápidamente a Bélgica después de que la policía descubriera que dos de los coches usados ​​por los islamistas fueran alquilados en la región de Bruselas.

Hasta el domingo, las autoridades belgas dijeron que habían arrestado a siete personas en Bruselas. Un hombre que había contratado los vehículos fue detenido en la frontera franco-belga el sábado, pero luego fue puesto en libertad.

La policía identificó al hombre que estaba buscando como Salah Abdeslam, de 26 años, y lo describió como "peligroso". Aunque nacido en Bruselas, las autoridades galas dijeron que era francés.

Aturdidas por la masacre, miles de personas participaron en improvisados ​​actos en cuatro de los sitios donde ocurrieron los ataques, dejando flores y encendiendo velas para recordar a los muertos.

La cifra de muertos se elevó a 132, al sumar a tres heridos que fallecieron el domingo. Unos 103 han sido identificados, entre ellos muchos jóvenes y extranjeros, que salieron a divertirse en un viernes por la noche en una de las ciudades más visitadas del mundo.

En una señal de que al menos un hombre armado podría haber escapado, una fuente cercana a la investigación dijo que un Seat usado por los atacantes fue encontrado en el barrio parisino de Montreuil, en este del país, con tres fusiles Kalashnikov en el interior.