Francia lanza incentivos de contratación ante la escasez de maestros

El Gobierno francés planea un incremento salarial de cerca del 10% para los profesores en vista de que cerca de 4.000 puestos no se han cubierto en las escuelas de cara al inicio de la temporada escolar, después de las vacaciones de verano. El Ministerio de Educación relajó sus requisitos de contratación estatal y empezó un plan exprés para reclutar profesionales.

Una escasez de maestros en Francia a tan solo días del regreso a clase. El Gobierno de Emmanuel Macron prometió aumentos salariares para docentes mientras busca llenar las 4.000 vacantes en el sector educativo.

Según Macron, "ningún docente comenzará su carrera con menos de 2.000 euros netos al mes”, lo que supondría una subida de cerca del 10% respecto del actual. El anuncio llega como un incentivo para los profesores mientras los funcionarios franceses debaten cómo hacer más atractivo el sector educativo para los actuales y futuros profesionales del país.

El Ministerio de Educación inició un plan exprés organizado por la Academia de París en el que busca capacitar y formalizar a casi 200 maestros contratistas, mientras las escuelas francesas hacen planes rápidos de contratación flexibilizando los requisitos anteriores en los que se le exigía a un docente aspirante tener una maestría en educación y aprobar un difícil examen de certificación.

Un distrito escolar de Versalles, al suroeste de París, organizó entrevistas de 30 minutos con 2.000 candidatos ajenos a la profesión en junio. Con la masiva convocatoria esperan encontrar personas aptas para el trabajo y luego capacitarlos en tiempo récord.

Isabelle Dosso-Greggia, es una de esos 200 contratistas, que ven estas capacitaciones como una oportunidad más para regresar al magisterio: “esta capacitación ya nos da muchos elementos, nos da pistas, herramientas, recursos. Y luego iremos al campo a la práctica, claro porque es un trabajo en el campo. Tal vez nos hemos olvidado pero mucho tiempo atrás podías ser profesor con solo tener el bachillerato en el bolsillo y aprendías el magisterio sobre la marcha, me refiero a la escuela primaria, pero ese panorama luego cambió”.

Aunque Macron viene implementando un aumento en los salarios de los maestros desde 2020, el jefe de la cartera de educación, Pap Ndiaye, reconoció con la creciente crisis de profesores que en julio los sueldos de los maestros “no estaban objetivamente al nivel que se esperaría”.

Con la nueva medida ahora el Gobierno galo pretende que, aparte del aumento general, los profesores también puedan recibir incrementos adicionales en su sueldo basados en tareas o responsabilidades extra que los profesionales quieran asumir ante la falta de personal.

“Es una forma de entrar a la profesión con un estatus diferente, pero también un camino diferente. Hoy, están todas estas entradas que son posibles y estamos trabajando para capacitar a cada uno de estos profesores lo mejor posible”, dijo Sébastien Pierrisnard, asesor de los contratistas de París a la agencia de noticias AFP.

Los salarios para docentes en Francia están por debajo del promedio de sus iguales en otros países ricos y alrededor de la mitad del nivel de sus equivalentes alemanes. Los docentes con 15 años de experiencia ganan alrededor de 40.000 dólares al año antes de impuestos en Francia, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Con AFP