Francia demandará a Google y Apple por prácticas comerciales abusivas

1 / 2
Varias aplicaciones aparecen en la pantalla de un teléfono móvil junto al logotipo de la manzana mordida de Apple, en una imagen de archivo

El gobierno francés anunció el miércoles acciones legales contra Apple y Google por prácticas comerciales abusivas, lo que podría traducirse en multas de varios millones de euros, según el ministro de Finanzas.

"Creo en una economía basada en la justicia y, por lo tanto, voy a llevar a Google y a Apple ante el Tribunal Comercial de París por prácticas comerciales abusivas", anunció a la radio RTL el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire.

La acusación de Le Maire se basa en una investigación llevada a cabo entre 2015 y 2017 por la Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF) que reveló un "importante desequilibrio" en las prácticas de ambos grupos en Francia, explicó a la AFP una fuente del ministerio de Finanzas.

El ministro aseguró que Google y Apple "imponen precios" a las 'start-ups' francesas que quieren vender su aplicaciones en las plataformas de las dos compañías y que "pueden cambiar unilateralmente los contratos".

Según el ministro, esta situación es "inaceptable". "Considero que Google y Apple, por poderosos que sean, no tienen que tratar a nuestras 'start-ups' y a nuestros desarrolladores de la manera que lo hacen hoy en día".

Le Maire aseguró que esta acción judicial se traducirá en "una sanción de millones de euros".

Google Francia reaccionó asegurando que sus prácticas comerciales "son conformes a la legislación francesa" y dijo estar dispuesto a explicarse antes los tribunales.

"La demanda presentada por la DGCCRF en nombre del ministerio pide el cese de estas prácticas y una multa de dos millones de euros", según una fuente del ministerio.

"Mi responsabilidad es garantizar el orden público económico. Existen reglas. Hay una justicia y tiene que respetarse", zanjó Le Maire.

La acusación del ministro francés coincide con la tensión comercial con Estados Unidos tras la decisión del presidente Donald Trump de imponer aranceles de 25% y 10% a las importaciones de acero y aluminio, respectivamente.

Antes de esta nueva denuncia, Google y Apple ya eran blanco de acusaciones por sus prácticas de optimización fiscal.

La Comisión Europea presentará el 21 de marzo en Bruselas sus primeras propuestas sobre los impuestos que pagan las empresas digitales. El tema también será abordado por los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea (UE) en una cumbre en la capital belga el 22 y 23 de marzo.

Los ministros de Finanzas de los cinco países de la UE miembros del G20, incluyendo a Le Maire, exhortaron la semana pasada en una carta al G20 a avanzar en este tema.

Apple también está siendo investigada en Francia por un delito de obsolescencia programada ?determinar por adelantado el tiempo de vida útil de un producto?, una denuncia que se suma a otra similar contra el fabricante de impresoras Epson por el mismo motivo.

La justicia deberá determinar si Apple estableció una estrategia global de obsolescencia programada con el objetivo de aumentar sus ventas.

Google fue condenada por su parte en junio pasado por la UE a una multa récord de 2.420 millones de euros por prácticas consideradas como anticompetitivas. La Comisión Europea acusa a la firma estadounidense de sacar provecho de su posición dominante en la búsqueda en línea para favorecer a su servicio Google Shopping.