Francia deja en suspenso las sanciones a Reino Unido y seguirá negociando los derechos de pesca

·4 min de lectura

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que pospondrá las sanciones comerciales a Reino Unido que, se suponía, iban a entrar en vigor a la medianoche del lunes. Ambos países siguen enfrentados en la disputa por los derechos de pesca en aguas británicas tras el acuerdo del Brexit. Londres recibió con beneplácito la decisión de París y las negociaciones continuarán el martes.

Un cambio de tono. A pesar de que Francia había anunciado que aplicaría restricciones a los productos y barcos provenientes de Reino Unido a partir del 2 de noviembre, el presidente francés Emmanuel Macron afirmó decidió posponer las sanciones para que los negociadores entre ambas partes puedan continuar y formular nuevas propuestas.

Prohibir la entrada de barcos británicos a algunos de los puertos franceses y reforzar los controles de los barcos y camiones que transportaran mercancías británicas, eran algunas de las sanciones que iban a entrar en vigor a la medianoche de este lunes.

La decisión surgió luego de que Macron se reuniera el domingo con el primer ministro británico, Boris Johnson, en el marco de la cumbre del G20 en Roma. Según el presidente francés, las negociaciones se basarán en una propuesta que le presentó Johnson.

"Desde esta tarde, las discusiones se han reanudado sobre la base de una propuesta que hice al primer ministro Johnson. Las conversaciones deben continuar", anunció Macron. Además, recalcó que espera “encontrar una salida a todos los problemas”.

Más tarde, el ministro de Asuntos Europeos, Clement Beaune, comunicó a través de su cuenta de Twitter que se reunirá el jueves con el secretario de Estado británico para Brexit, David Frost, para avanzar en el diálogo. “Las medidas anunciadas y preparadas por Francia no se aplicarán antes de esta reunión y del examen de las nuevas respuestas británicas relativas a las licencias de pesca”, anotó Beaune.

Por el lado británico, la decisión francesa fue bien recibida. "Celebramos el reconocimiento de Francia de que se necesitan discusiones en profundidad para resolver la gama de dificultades en la relación Reino Unido / UE", anunció un portavoz del Gobierno británico por medio de un comunicado replicado por Frost en un tweet.

Las negociaciones son un intento de las dos naciones por resolver las tensiones que han generado los derechos de pesca en aguas británicas. Un conflicto que ha dificultado las relaciones luego del Brexit no solo entre los dos países sino que también entre Reino Unido y la Unión Europea en general.

La pesca en el Canal de la Mancha: Una tensión en aumento

A pesar que la pesca en el Canal de la Mancha ha sido un punto de tensión entre el Reino Unido y Francia a lo largo de los años, en el último mes este ha ido en crescendo. La disputa encontró su punto más álgido cuando el Gobierno francés denunció que Londres, después del Brexit, no había asignado suficientes licencias a los barcos franceses para pescar en algunas zonas británicas.

Unas acusaciones que fueron negadas por Londres, que afirmó que ha concedido 98% de las solicitudes hechas por buques de los miembros de la Unión Europea. Según las autoridades, solo unas pocas decenas han sido denegadas debido a la falta de documentación necesaria. Sin embargo, París ha cuestionado dichas cifras.

Tras la denuncia, Francia incautó un buque inglés cerca de la ciudad de Le Havre en aguas francesas. Situación que fue vista por Londres como una provocación, advirtiendo que ellos podrían "jugar al mismo juego". Las dos partes se han señalado de incumplir el acuerdo comercial que selló el retiro del Reino Unido del bloque europeo de naciones.

¿Por qué son tan relevantes los derechos de pesca en el Canal de la Mancha?

Muchas son las razones por las cuales la pesca en el Canal de la Mancha ha sido objeto de disputa entre Londres y París. A pesar de que la industria pesquera no es crucial en términos económicos para ambas partes, esta si cobra relevancia desde un punto de vista simbólico. El Canal ha sido un lugar que hace parte de la tradición marítima de ambas naciones.

Además, el Canal de la Mancha tiene una gran relevancia en términos geopolíticos, convirtiéndolo en un punto estratégico de entrada al continente europeo.

La disputa es tan relevante que fue uno de los puntos más discutidos durante las negociaciones que llevaron finalmente al Brexit. Dada su importancia política, Johnson presentó como uno de los puntos centrales el argumento de que reafirmaría el control británico sobre sus zonas de pesca.

La disputa sobre dichas zonas se ha prolongado durante décadas y fue precisamente a raíz del Brexit que se llevó el punto a la agenda política de ambas partes.

Para Macron, este también ha adquirido importancia con miras a las elecciones del próximo año, en donde buscará ser reelegido. Por lo que la defensa de los pesqueros franceses se ha convertido en una prioridad.

De hecho, el mandatario anotó que defenderá la industria pesquera francesa, aunque se mostró esperanzado de encontrar una salida negociada a las últimas disputas.

Con AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente