Francia: codo a codo, la izquierda y el centrismo luchan por la mayoría en la Asamblea Nacional

·8 min de lectura

Los franceses acuden nuevamente a las urnas. En los próximos domingos -12 y 19 de junio-, deberán elegir a los 577 miembros de la Asamblea Nacional. La Unión de Izquierda ha trastornado el clima político de Francia y llega a la recta final con una leve ventaja que podría preocupar a los macronistas con mayoría absoluta en el Parlamento.

Siete semanas después de las elecciones que le dieron nuevamente el triunfo a Emmanuel Macron para seguir a la cabeza del Elíseo, llegan las legislativas con preocupaciones para el presidente -que tiene la mayoría en el Parlamento actual- y mucho en juego.

La presión ha ido en aumento desde la victoria de Macron, cuando superó a la líder de extrema derecha Marine Le Pen en la segunda vuelta presidencial anulando su tercera intención de ser jefa de Estado.

La olla burbujeó cuando el némesis político de Le Pen, el líder de izquierda Jean-Luc Mélenchon, se alió con una franja de partidos de izquierda, una decisión que le permitió superar a Le Pen y mirar más alto para arrebatarle la mayoría a Macron en el Parlamento.

Lo paradójico de esta contienda política es que mientras Le Pen quedó en segundo lugar en la carrera presidencial, en comparación con el tercer lugar de Mélenchon, y elevó a la extrema derecha a un desempeño electoral sin precedentes, su partido entra en las elecciones legislativas del 12 y 19 de junio en una posición más débil que Mélenchon, respaldado por sus alianzas.

El partido de Macron y sus aliados centristas tienen 350 diputados -61 por encima de la mayoría absoluta- en el Parlamento saliente. Sin embargo, su partido, La República en Marcha, ha cambiado y ha tenido que negociar con otros centristas. Ahora la viabilidad de su programa depende de si los partidos que lo han apoyado logran mantener la mayoría holgada en la nueva Asamblea.

En juego: la composición política del Parlamento

La izquierda podría cambiar la composición política en la Asamblea con las inéditas coaliciones lideradas por Jean-Luc Mélenchon, líder de la nueva plataforma de izquierdas llamada Nupes -Nueva Unión Popular, Ecológica y Social- que alberga a la Francia Insumisa, Los Ecologistas, el Partido Socialista y el Comunista al alza, y que ahora les de esperanza de una victoria en las legislativas.

Y es una preocupación para Macron porque los votantes franceses suelen optar por darle la mayoría en el hemiciclo al partido que representa al jefe de Estado electo. Pero en estos comicios, la Nupes, el nuevo movimiento, se ha fortalecido en los sondeos frente a la formación de Macron y a la Agrupación Nacional de la ultraderechista Marine Le Pen.

La investigadora francesa Sandra Laugier, de la Universidad París 1 Panthéon-Sorbonne, fue consultada por la agencia EFE para entender una razón más del avance de quien se ha convertido en el gran enemigo del presidente centrista. "Mélenchon ha sabido hacerse un espacio mediático, dentro de una campaña poco seguida en Francia, debido, en parte, al calendario electoral", explicó Laugier.

Unos comicios que ocurren, desde el 2002, inmediatamente después de las presidenciales y que ha condicionado históricamente a las legislativas.

La otra preocupación es el desinterés de los franceses por estos comicios. Según el sondeo de Ipsos Sopra Steria publicado el jueves 9 de junio, el 46% de los encuestados asegura que irá a votar el domingo 12 de junio en la primera vuelta -los inscritos son 48 millones-. La participación en la primera vuelta de las elecciones legislativas de 2017 fue del 48,7%.

Brice Teinturier, director general delegado del Instituto de Sondeos Ipsos, consultado por el medio local 'Franceinfo', explica que hay una “participación que podría estar entre el 44 y el 48%, por lo tanto, una abstención que podría ser del 54%”, puntualizó Teinturier.

La coalición de izquierda concentra el favoritismo

El sondeo de Ipsos Sopra Steria para los medios 'France.tv' y 'Radio France' publicado el jueves 9 de junio, da un empate técnico a izquierdistas y centristas.

Mélenchon les pidió a los franceses desde el 19 de abril que lo elijan primer ministro y pidió que para ello le “den la mayoría a los diputados insumisos y de la Unión Popular para esta gran batalla” y que utilicen “las legislativas como una ‘tercera vuelta’ electoral” para darle la mayoría a su formación.

“Si queremos, podemos. Y esta vez no es una pequeña oportunidad. Hay una puerta que está ahí, o la tomas o eliges la otra”, señaló el tercer candidato más votado durante la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas.

Para Laugier, "el eslogan, 'Mélenchon, primer ministro', ha logrado el objetivo de centrar la atención, aunque sea un poco utópico que él sea nombrado primer ministro", precisa la académica.

Mélenchon busca imponer una cohabitación -desde el comienzo del mandato- que el país ya vivió en tres ocasiones: 1986-1988, 1993-1995 y 1997-2002, las dos primeras bajo la presidencia del socialista François Mitterrand y la tercera bajo el mandato del conservador Jacques Chirac.

Y aunque Macron ya nombró a su primera ministra, Élisabeth Borne, un Parlamento sin mayoría del partido de Gobierno podría desembocar en un cambio de Ejecutivo. Pero Macron ha advertido que es él quien designa a un Gobierno. A lo que Mélenchon respondió bajo el argumento de que "la Constitución no obliga al presidente, pero, por la política seguida por Chirac o Mitterrand, se nombra a la persona que tiene el mandato (político) del Parlamento”.

En la segunda vuelta (la del 19 de junio), según esta encuesta, el reparto de escaños prevé que la Nupes pueda ganar 175 a 215 escaños de los 577 que tiene la Asamblea Nacional. La coalición Ensamble podría obtener entre 260 y 300 escaños y Reagrupación Nacional de Le Pen contaría entre 20 y 50.

Seguidos están los diputados de la coalición LR/UDI/DVD (Los Republicanos, La Unión de Demócratas e Independientes y La Diversa Derecha) que obtendrían un estimado de entre 35 y 55 escaños, mientras que el número de diputados de la coalición Izquierda Diversa (que alberga a disidentes de la Nupes) sería entre 10 y 18.

Esto significa que la mayoría absoluta, situada en los 289 asientos, estaría en peligro para la alianza macronista.

Los temas de la campaña legislativa: violencia policial, edad de jubilación y UE

El tema de la seguridad ha cobrado importancia por los recientes episodios de supuesta violencia policial, entre los que destacan los tumultos en la final de la Liga de Campeones del pasado 28 de mayo donde hubo robos y aficionados gaseados por la policía, y la muerte de una joven a disparos de unos agentes por haberse saltado un control policial en París.

Mélenchon, encendió el debate cuando afirmó, en relación a ese último hecho, que "la policía mata", creando la indignación de los sectores de centro, derecha y ultraderecha.

Macron se ha implicado de manera indirecta en la arena electoral y se desplazó este jueves al departamento Tarn, en el sur del país, zona electoral de Mélenchon, para hablar sobre la policía de proximidad y el refuerzo de brigadas en gendarmes.

Además, aprovechó para arremeter contra las posiciones de Nupes y Agrupación Nacional respecto a la Unión Europea (UE).

"¿Qué proponen los extremismos? Unos, no aplicar los tratados y, por tanto, considerar que es una asociación en la que no se respetan las reglas (en alusión a Nupes). Los otros no pagar las cotizaciones (Agrupación Nacional)", refirió Macron.

Otro de los temas de campaña ha sido el aumento de la edad de jubilación de los 62 a los 65 años que enfrenta al Gobierno Macron con los dos movimientos que aspiran a contrarrestar su poder en las legislativas.

¿Cuándo jubilarse? vuelve a ser un punto de fricción y de posible desgaste de la coalición de Macron que busca reeditar una mayoría absoluta en el Parlamento.

Los principales adversarios de Macron, Le Pen y Mélenchon, han visto en la edad de jubilación un talón de Aquiles para centrar sus ataques. Mientras Le Pen quiere mantener la edad en los actuales 62 años, el líder de la Nupes pretende rebajarla dos años, hasta los 60.

Contrariamente a las presidenciales, las legislativas en Francia suelen suscitar poco interés en el electorado y este año no es la excepción. Según un sondeo, solo un 38 % sigue la campaña.

Los votos de las circunscripciones extranjeras ya se conocen

Los comicios ya comenzaron para los electores de las regiones de ultramar y residentes en el extranjero. Los candidatos de Emmanuel Macron, bajo la coalición Ensemble!, lideran la primera vuelta en las circunscripciones extranjeras.

Ganan ocho de las 11 circunscripciones de los franceses que residen en el extranjero y que estaban en juego en la primera vuelta de este domingo, que se celebró una semana antes que los comicios legislativos de la Francia metropolitana prevista para el domingo 12 de junio.

Según datos del Ministerio del Interior, recogidos por la agencia EFE, las otras circunscripciones las encabezan dos aspirantes de la coalición de izquierdas Nupes y otra el partido conservador UDI. Los resultados definitivos de esos 11 escaños se conocerán el 19 de junio, después de una segunda vuelta que se celebrará entre el 17 y 18 de junio.

Una de las sorpresas de esas 11 circunscripciones, que representan un diputado cada una, fue el fracaso del ex primer ministro francés Manuel Valls, nacido en Barcelona y que se presentaba por el partido La República en Marcha de Macron en la quinta circunscripción del extranjero que incluye España y Portugal.

,Con EFE, AP, AFP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente