Francia aumenta a 30 céntimos por litro el descuento en el combustible a partir de este jueves

·4 min de lectura
Monolito de precios en una gasolinera de París, en una imagen de archivo. (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)
Monolito de precios en una gasolinera de París, en una imagen de archivo. (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)

Monolito de precios en una gasolinera de París, en una imagen de archivo.  (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)

El Gobierno de Emmanuel Macron ha aumentado este jueves el descuento en el precio de los combustibles llegando hasta los 30 céntimos por litro, 12 céntimos más que la ayuda anterior, fijada en 18 céntimos de rebaja.

Este aumento tendrá vigor en todo el Estado francés durante los meses de septiembre y octubre. Con todo, en la isla de Córcega y en algunos territorios franceses de ultramar el descuento será menor: 28,25 céntimos por litro y 25 céntimos por litro, respectivamente, según ha informado el Ministerio de Hacienda y Economía en un comunicado.

En noviembre, el descuento se reducirá a 10 céntimos y se aplicará durante los dos últimos meses del año.

Esta medida se enmarca en la estrategia de algunos países europeos, incluido España, de subvencionar parte del precio de los carburantes como ayuda para paliar la fuerte subida de precios y para evitar que merme el poder adquisitivo de los ciudadanos.

Planes para todos

El Gobierno francés va a lanzar una campaña de recomendaciones a los ciudadanos para ahorrar energía dentro del objetivo de reducir el consumo ante un posible corte de los envíos de gas procedentes de Rusia y evitar cortes en el suministro eléctrico.

Si no se reduce el consumo “habrá riesgos de restricciones” energéticas con “impacto sobre el empleo”, y es algo que “queremos evitarlo a toda costa”, afirmó el portavoz del Gobierno, Olivier Véran, en unas declaraciones a France Info. “Queremos evitar cortes” de energía aunque “todo es posible, todos los escenarios están sobre la mesa”, insistió.

La primera ministra, Élisabeth Borne, ya anunció el lunes que las empresas deben presentar planes de sobriedad energética y nombrar un mediador energético que estará encargado de la supervisión y aplicación de esos planes de ahorro.

El turno llegará a los consumidores privados a finales de septiembre o comienzos de octubre con la presentación de una hoja de ruta, acompañada de una campaña de información ciudadana, que permitirán “a cada uno tener un impacto significativo” en el ahorro energético, añadió Véran.

El objetivo del Ejecutivo francés es reducir el consumo de energía en un 10 % en dos años.

Véran avanzó que Francia tendrá sus reservas de gas completamente llenas de cara al invierno, pero reconoció que “llegar al 100 por cien no significará nada si los rusos cortan el suministro”. También dijo que “es probable” que Argelia, donde el presidente Macron realizó una visita oficial la semana pasada, aumente sus envíos de gas a Francia, que suponen actualmente en torno al 8 % de las importaciones francesas de este combustible.

Francia consume mucho gas para producir electricidad, explicó Véran, y la demanda eléctrica se dispara en invierno debido a las calefacciones. El problema se complica en Francia porque la mitad de los 54 reactores nucleares franceses están actualmente parados por procesos de recarga de combustible o problemas de corrosión en los circuitos de refrigeración.

Sobre este asunto, señaló que la empresa pública EDF, propietaria y operadora del parque nuclear, “se ha comprometido a poder alcanzar el nivel de producción eléctrica previsto normalmente”.

Ayer se anunció también que Macron presidirá el próximo viernes un Consejo de Defensa a nivel energético, con lo que retoma el concepto de sesiones restringidas del Gobierno para temas clave que se puso en marcha con motivo de la pandemia.

Véran justificó este formato, en el que las deliberaciones son secretas igual que en el Consejo de Ministros, porque “no se puede hablar de energía y de entregas de gas sin hablar de Rusia y de la guerra en Ucrania”.

España se abre a ampliar el descuento

Tras conocer los planes del Gobierno francés, España no descarta prorrogar o ampliar el descuento a los combustibles. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha comentado que el Gobierno “está siempre abierto a replantear” las medidas de ahorro.

Raquel Sánchez ha explicado este jueves en una entrevista en la Sexta que el Gobierno “sigue analizando el impacto” de la medida vigente en España sobre los carburantes, que descuenta en 20 céntimos la parte subvencionada, y ha apostillado que “puede ser una medida a ampliar”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR