Francia y Argelia anuncian una “asociación renovada”, tras 60 años de independencia

·4 min de lectura

Luego de una visita de tres días, el presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo argelino, Abdelmadjid Tebboune, firmaron un acuerdo de “asociación renovada”, este 27 de agosto. Los dos gobiernos acordaron cooperar en materia energética, seguridad y revaluar su historia conjunta. Un impulso para reparar sus relaciones bilaterales, marcadas por disputas sobre la migración y el legado de los crímenes coloniales.

En la ciudad portuaria de Orán, en el noroeste de Argelia, el presidente Emmanuel Macron concluyó su visita de tres días, destinada a poner fin a meses de tensiones con la excolonia francesa.

Lo hizo tras la firma de un acuerdo de “asociación renovada”, denominado "Declaración de Argel". Se trata de una serie de pactos alcanzados con su homólogo argelino, Abdelmadjid Tebboune, en asuntos energéticos, migración, seguridad, investigación de gas e hidrógeno, investigación médica y cooperación deportiva, así como la indagación sobre crímenes cometidos en la época colonial.

“Tuvimos momentos conmovedores estos últimos días que nos permitieron sentar las bases de lo que está por venir”, afirmó Macron este sábado 27 de agosto, en referencia al deseo de diálogo sobre temas sensibles como la memoria o la inmigración. Sin embargo, reconoció que “queda mucho por hacer”.

La cooperación apunta a mejorar los lazos con la nación más grande de África, un importante proveedor de gas y petróleo para Europa y un actor militar regional influyente.

“Creo que este acercamiento nos permitirá llegar muy, muy lejos”, sostuvo este sábado el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, quien calificó la visita oficial como “excelente, necesaria y exitosa”.

Los dos gobiernos buscan acercarse, tras las heridas del dominio colonial francés en Argelia y la amarga guerra de independencia que terminó en 1962, las cuales han perseguido las relaciones entre los dos países durante décadas y se convirtieron en una disputa diplomática que estalló el año pasado.

Sin disculpas oficiales, Francia anuncia investigación sobre crímenes de la colonia

Sesenta años después de la independencia de Argelia, uno de los temas que más fricciones ha causado entre ambos países se remonta al legado de crímenes cometidos durante el dominio francés en Argelia.

El mandatario galo no emitió una disculpa oficial por la violencia que denuncia Argel, pero anunció la formación de una comisión mixta de investigación para esclarecer los hechos que marcaron a historia.

“Vamos a crear una verdadera comisión de historiadores, vamos a abrir todos nuestros archivos de ambos lados y vamos a pedir que trabajen sobre todo el período, desde el comienzo de la colonización hasta el final de la guerra”, sostuvo el líder del Elíseo.

Los vínculos entre París y Argel sufrieron un fuerte enfriamiento en 2021 tras la difusión de unas declaraciones del presidente francés durante un encuentro con los "nietos" de la guerra de Argelia.

En ese momento, Macron acusó al "sistema político-militar" argelino de haber reescrito la historia de la colonización basada en el "odio" a Francia, lo que desató la ira en la nación africana.

Pero en un intento por limar asperezas, Macron ya había invitado el viernes a mirar "de frente" la historia común entre ambas naciones, subrayando preferir la "verdad" y el "reconocimiento" a una elección entre "orgullo y arrepentimiento".

Macron promete flexibilización en la emisión de visas a Argelia

El mandatario galo aseguró que Francia sería más flexible en la expedición de visas a ciudadanos argelinos, después de una gran crisis diplomática entre los dos países por este asunto en otoño del año pasado.

“Ya tenemos 30.000 estudiantes argelinos cada año, este año ya hemos recibido 8.000 más, lo que es una oportunidad para muestro país, lo que nosotros queremos es recibir estas movilidad positiva, a los estudiantes, los emprendedores (…) Que sean también rigurosos en la lucha contra la migración clandestina, porque en el fondo eso es lo que no se discute y por eso la relación entre Argelia y Francia se paraliza algunas veces”, indicó el mandatario francés.

Las declaraciones de Macron se produjeron luego de que en 2021 decidiera reducir drásticamente el número de visados expedidos a personas del norte de África, incluida Argelia. París justificó la medida en que los Gobiernos de esa región se rehusaban a aceptar a los migrantes expulsados del territorio francés, lo que aumentó las tensiones.

Ahora, los dos gobiernos aseguran que apuntan a una "dinámica nueva e irreversible de progreso".

La cooperación económica también fue parte fundamental del viaje oficial, en momentos en que la guerra lanzada por Moscú contra Ucrania ha reforzado el papel de la nación del norte de África como proveedor clave de energía, a medida que los países europeos buscan alternativas a la energía rusa.

Además, la oficina de Macron agregó que su Gobierno plantearía preocupaciones sobre la situación de derechos humanos. Argelia ha sido testigo de una creciente represión de la disidencia desde las protestas a favor de la democracia en 2019.

Con Reuters, AP y AFP