Francia apuesta a la negociación en Venezuela: "El contexto es diferente"

La diputada Eléonore Caroit, miembro de la formación Renacimiento del presidente Emmanuel Macron, es la representante de los franceses que viven en América Latina. Su circunscripción comprende 33 estados de la región. Invitada de 'Escala en Paris' asegura que "no hay un desinterés o una falta de reconocimiento a la importancia de América Latina" de parte del ejecutivo y juzga que el apretón de manos entre los presidentes Macron y Maduro en el marco de la COP27 responde a "una apertura".

Apenas elegida diputada en junio de 2022, Eléonore Caroit decidió comenzar a mover fichas para atraer la atención del Gobierno francés sobre lo que sucede en América Latina. La vicepresidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional comenta que desde que fue electa hace cinco meses "no hay intervención que haga, y las intervenciones son semanales, que no hable de América Latina". Su objetivo es claro: "Trabajo para que la región vuelva a ser un foco en la Asamblea Nacional".

En agosto asistió a la toma de posesión del presidente de Colombia, Gustavo Petro, y un mes después viajó a Ecuador, Venezuela, Panamá, Costa Rica y Perú. Uno de los expedientes que ocupa a la diputada de la mayoría es el de Haití, "que vive una crisis de seguridad inédita”.

Cuando le preguntamos qué puede hacer en favor de sus representados, franceses del extranjero que muchas veces son binacionales, Caroit subraya que es "muy importante hablar" del país; incluso señaló que su "primer pedido político fue que se le respondiera sobre la situación del Liceo Francés en Haití, que está en una situación de virtualidad desde hace más de un año".

El presidente Emmanuel Macron es el primer mandatario francés desde mediados de los años setenta que no hizo ningún viaje oficial a América Latina durante su primer mandato. Cuestionada sobre ese desapego, la diputada precisa "que no hay un desinterés o una falta de reconocimiento a la importancia de América Latina, sino unas circunstancias que hicieron que, durante el primer quinquenio del mandatario francés, incluida la crisis sanitaria, no se diera ese viaje" y advierte que "hay una agenda presidencial de viajes" a la región, sin precisar dónde ni cuándo.

En cuanto al apretón de manos entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y el líder del Ejecutivo francés, en el marco de la COP27 en Egipto, la diputada Caroit afirma que "hay una voluntad de Francia de jugar un papel importante, hacer que Venezuela se acerque a la democracia, lleguen elecciones, y que la oposición y el Gobierno puedan sentarse en una mesa". Hay "una apertura porque el contexto es diferente", afirma sin renegar "la postura firme" que había mantenido París con relación a Caracas.