Francia aporta 45 millones de euros para la producción de vacunas en Cuba

·2 min de lectura
Planta de procesamiento de empaque en el Instituto Finlay de Vacunas en La Habana, el 20 de enero de 2021 (AFP/YAMIL LAGE)

Cuba aumentará su capacidad de producción de vacunas contra la meningitis y la neumonía, especialmente destinadas para África, gracias a un financiamiento de 45 millones de euros por parte de Francia, según un acuerdo firmado este miércoles en La Habana.

Esta financiación "permitirá comprar nuevos equipos y remodelar los centros productivos", explicó el embajador de Francia en Cuba, Patrice Paoli, durante una rueda de prensa. El diplomático precisó que los primeros fondos para este proyecto de tres años serán abonados en el último trimestre de 2021.

El dinero será destinado al Instituto Finlay de Vacunas, para producir inmunizantes contra la meningitis y la neumonía destinados a la población cubana, a los países de África subsahariana y, en general, a naciones en desarrollo, donde se distribuyen a bajo coste a través de la OMS y Unicef.

Gracias a este aporte financiero, el Instituto Finlay podrá también "alcanzar los estándares óptimos exigidos a nivel internacional", según un comunicado entregado a la prensa.

El Instituto Finlay desarrolló la vacuna contra el coronavirus Soberana 02, actualmente en proceso de reconocimiento por parte de la OMS, al igual que el otro inmunógeno cubano, Abdala, creado por el Centro de Ingeniería y Biotecnología (CIGB).

Hasta el lunes, Cuba había inmunizado al 46% de sus 11,2 millones de habitantes con sus propias vacunas contra el coronavirus. También lanzó una campaña única en el mundo para vacunar a los niños a partir de los dos años, condición que impuso el gobierno para la reapertura de las escuelas en noviembre próximo.

"Ya tenemos a 1,6 millones de niños vacunados con una primera dosis", de las tres previstas, y "prácticamente cero efecto adverso", dijo este miércoles el director del Instituto Finlay, Vicente Vérez, quien destacó que para el viernes esa cifra debe ampliarse a "casi 2 millones de niños".

Bajo embargo de Estados Unidos desde 1962, Cuba comenzó a desarrollar sus propias vacunas en los años 80, descubriendo la primera contra la meningitis B, y en la actualidad casi el 80% de las vacunas que incluye en su programa de inmunización son fabricadas en la isla.

ka/rd/dga

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente