Francia anuncia un "plan de urgencia" para los hospitales públicos

El primer ministro Edouard Philippe y la ministra Agnes Buzyn presentan el plan de emergencia para los hospitales públicos franceses en una rueda de prensa, este miércoles 20 de noviembre en París

Tras ocho meses de huelga del personal, el gobierno francés anunció el miércoles un "plan de urgencia" para los hospitales públicos, que incluye primas para los trabajadores y 1.500 millones de euros adicionales al presupuesto en el sector.

"Los trabajadores de la salud ya no pueden más... Los hemos escuchado", declaró el primer ministro, Edouard Philippe, tras meses de protestas del personal hospitalario por un aumento de la carga de trabajo y escasez de personal.

Además de los 1.500 euros adicionales al presupuesto en el sector desbloqueados progresivamente durante los próximos tres años y primas para el personal, el gobierno desbloqueará en los próximos días 400 millones de euros de créditos hospitalarios congelados a principios de este año.

El Estado también asumirá 10.000 millones de euros de deuda hospitalaria (de un total de 30.000 millones), lo que permitirá al sector obtener nuevos préstamos para inversiones.

Este plan llega después de una manifestación nacional la semana pasada en la que miles de trabajadores de salud salieron a las calles para denunciar recortes presupuestarios y un deterioro de sus condiciones laborales que, según ellos, están poniendo en peligro la atención médica pública en Francia.

La ministra de Salud, Agnès Buzyn, ya había prometido en los últimos meses 754 millones de euros en los próximos tres años, pero el personal rechazó este cheque estimando que era insuficiente.

Con este plan el gobierno francés busca calmar los ánimos en un contexto de repunte del descontento social.

Los transportistas ya han convocado una huelga indifinida para el 5 de diciembre contra la explosiva reforma de las jubilaciones que prepara Emmanuel Macron para la segunda mitad de su mandato.

El personal de salud, que quiere mantener la presión, ha convocado por su parte una nueva manifestación el 30 de noviembre y una huelga el 10 de diciembre. Muchos de ellos contemplan también unirse a la huelga del 5 de diciembre.