Francia, Alemania e Italia acuerdan el funcionamiento de las lanzaderas espaciales Ariane 6 y Vega-C

Francia, Alemania e Italia reafirman su compromiso con la agencia espacial europea en la apertura de la reunión de los 22 países miembros en París.

Europa debate sus ambiciones en el espacio en la reunión de los 22 países de la ESA;

Francia, Alemania e Italia reafirman su compromiso con la agencia espacial europea.

Este martes comienza en París la reunión de los 22 países de la ESA y los tres principales contribuyentes a la agencia, han acordado garantizar el futuro funcionamiento de las lanzaderas espaciales Ariane 6 y Vega-C, y permitir el envío de micro y minilanzadores en nombre de la ESA.

Un acuerdo que el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, considera todo un éxito: "Considero que el acuerdo que acabamos de firmar con Alemania e Italia es el mejor punto de partida que podíamos tener para esta conferencia. En este texto hay elementos clave en los que hemos llegado a un acuerdo tras largas negociaciones entre Alemania, Francia e Italia".

Europa quiere asegurar su futuro en el espacio, que cada vez se está convirtiendo en un terreno más competitivo con la entrada de nuevos actores. Francia reclama la unidad de sus socios europeos para no perder terreno frente a los chinos y los estadounidenses, que están invirtiendo masivamente en su industria espacial.

Por ello, uno de los grandes objetivos de esta reunión es pactar la financiación de la agencia para los próximos tres años. El Director General de la ESA, Josef Aschbacher, reclama a los Estados miembros que aporten 18 700 millones de euros, una cifra que algunos expertos consideran muy alta.

Además, también se espera dedicar 3 200 millones de euros a los lanzadores espaciales europeos, una condición para el acceso autónomo de Europa al espacio.