Francia advierte de que la reforma fiscal está en un momento decisivo

·3 min de lectura

París, 6 oct (EFE).- El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, advirtió este miércoles de que la negociación sobre la reforma fiscal global se encuentra en un momento decisivo, que si no se cierra en las próximas tres semanas, con un empujón definitivo este viernes, podría hacer perder el impulso recibido hasta ahora.

"Tenemos una ventana de oportunidad de tres semanas, no más. O tenemos un acuerdo final en tres semanas donde precisemos todos los parámetros técnicos de la tasación digital y mínima, y damos así un paso de gigante en materia de fiscalidad en el siglo XXI, o será necesario retomar las negociaciones", dijo a la prensa.

El acuerdo fue suscrito en julio por 130 de los 140 países que participan en las negociaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y respaldado por el G20 de Finanzas en Venecia, pero aún debe ser finalizado y avalado por los líderes de este grupo este octubre.

El primer pilar de la reforma fiscal implica a todas las compañías con una facturación mundial superior a 20.000 millones de euros y con una rentabilidad (relación entre beneficios e ingresos) superior al 10 %.

Los países en los que esos grupos obtengan ingresos superiores a un millón de euros (o a 250.000, en el caso de pequeños Estados) tendrán derecho a recibir una parte del impuesto que habrán de abonar.

El segundo pilar prevé aplicar un tipo mínimo del impuesto de sociedades de al menos el 15 % a las empresas con una facturación de al menos 750 millones de euros.

"Todo el mundo debe dar señales de compromiso sobre los diferentes parámetros técnicos que todavía están sobre la mesa", indicó Le Drian al margen de su participación en París en la reunión ministerial de la OCDE, que se clausura este miércoles.

Esta semana se filtró a la prensa que, según una versión actualizada del borrador de ese pacto, se ha eliminado el "al menos" del "al menos el 15 %" sobre el tipo mínimo del impuesto de sociedades que se aplicará a las empresas con una facturación de al menos 750 millones de euros.

"La cuestión no es saber si será al 15, 16 o al 17 %, sino si será 15 % o nada, porque si no hay compromiso al 15 % no hay acuerdo sobre la tasación mínima y pasamos de lado de una reforma sobre la fiscalidad internacional que va aportar justicia y eficacia", añadió el ministro francés.

Este viernes habrá un encuentro virtual en la OCDE al respecto, en el que los países implicados en la negociación actualizarán con detalles concretos su comunicado de julio, que era de tipo más político, y se prevé que publiquen el plan de aplicación acordado, previsto para entrar en vigor en 2023.

"No podemos hacer frente a los desafíos globales y a una economía globalizada si tenemos fiscalidades nacionales y no tenemos fiscalidades transnacionales", señaló a la prensa el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que participa en la ministerial de la OCDE.

Las negociaciones que en estos momentos están teniendo lugar en el seno del organismo, en su opinión, "son fundamentales para que nuestras economías sigan siendo competitivas, para que haya transparencia y fiabilidad en todos los terrenos, también en el de la fiscalidad".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente