Francia accede a examinar el gasoducto con España tras la solicitud de Sánchez y Scholz

·2 min de lectura
Sánchez y Scholz. (Photo: TOBIAS SCHWARZ via Getty Images)
Sánchez y Scholz. (Photo: TOBIAS SCHWARZ via Getty Images)

Sánchez y Scholz. (Photo: TOBIAS SCHWARZ via Getty Images)

Francia, que se ha opuesto hasta ahora al proyecto MidCat para concluir un nuevo gasoducto con España, va a examinar esa posibilidad porque se lo piden el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el canciller alemán, Olaf Scholz, que son “amigos”.

Este es el anuncio hecho este martes por el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, que en declaraciones a la prensa no fue más allá cuando se le preguntó tras su intervención ante la universidad de verano de la patronal francesa (Medef) en París.

“Desde el momento en que el presidente del Gobierno español y el canciller alemán lo piden, desde que los amigos lo piden, examinamos la demanda de nuestros amigos, de nuestros socios”, señaló.

El proyecto, MidCat, lleva años paralizado por sus elevados costes y el bajo precio del suministro ruso. Restan por construir 226 kilómetros de tuberías desde la localidad catalana de Hostalric hasta la francesa Barbaira y España pide que la UE sufrague los gastos.

La alternativa italiana

El plan principal contempla la interconexión pirenaica entre la Península Ibérica y el centro de Europa sin embargo, en caso de que este proyecto no fructifique, el plan RePowerEU de Bruselas contempla también otras vías siendo la italiana la más apropiada.

En su última comparecencia desde Bogotá, el presidente Pedro Sánchez ya anunció que este plan alternativo está sobre la mesa porque permitiría unir ambas penínsulas desde Barcelona hasta alguna ciudad costera del norte de Italia, como Livorno.

Un día productivo

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha atendido a los medios de comunicación tras su reunión con la Asociación Española del Gas Sedigas y la de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec) y ha calificado este martes como “un día productivo” por el apoyo alemán al plan de España y la posterior expresión de disponibilidad al MidCat desde París.

Pese a que no ha hablado con ningún integrante del Gobierno francés, Ribera ha destacado la “voluntad” expresada para dar “una respuesta europea y por trabajar para encontrar la mejor solución”. “Lo mas destacado es que se ha producido un buen movimiento en la buena dirección”, ha aplaudido.

Ribera ha reconocido que queda mucho recorrido por hacer pero ha detallado que la interconexión pirenaica es más ”ágil, rápida y directa” de culminar para que esté lista para el otoño de 2023.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR