El exmarido de Juana Rivas contraataca y demanda a Íñigo Errejón e Irene Montero

·6 min de lectura

Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, a través de su equipo jurídico y sintiéndose respaldado por la condena a la madre de sus hijos por sustracción de menores, ha pasado de estudiar posibles acciones legales para defenderse de la “difamación” de la que considera que ha sido víctima en España a través de los medios de comunicación y de las declaraciones de algunos colectivos y políticos a demandar a quienes cree que han manchado su imagen. Este martes, El Confidencial informaba de la demanda del italiano contra Íñigo Errejón. Poco después El Mundo publicaba la solicitud de otro acto de conciliación contra Irene Montero.

Francesco Arcuri tiene la custodia de sus hijos, concedida por un tribunal italiano, desde 2019. (Foto: JORGE GUERRERO/AFP via Getty Images)
Francesco Arcuri tiene la custodia de sus hijos, concedida por un tribunal italiano, desde 2019. (Foto: JORGE GUERRERO/AFP via Getty Images)

Arcuri, nacido en Génova y residente en Carloforte (Cerdeña), ya avisó hace meses tras condenar el Tribunal Supremo a su expareja a dos años y medio de cárcel, que estudiaría demandar a todos aquellos que, desde su punto de vista, lo difamaron. Sobre esa acusación de violencia de género, lo que se sabe a ciencia cierta, con una sentencia en firme de por medio, es que el italiano fue condenado en 2009 a tres meses de prisión por un delito de “lesiones en el ámbito familiar”. La condena, además, incluyó un año y tres meses de alejamiento de Juana Rivas. 

Arcuri ha defendido siempre que si aceptó los cargos en aquella ocasión fue porque quería ver a su hijo (entonces la pareja solo tenía uno) en contra de la recomendación de su abogado y que fue una pelea entre ambos. Después de aquella sentencia en su contra, Rivas lo ha denunciado en más ocasiones por malos tratos y violencia de género. Ninguna de esas denuncias prosperó.  

En marzo de 2019 el Tribunal de Cagliari le entregó la custodia en exclusiva de sus los dos niños al padre. Defendido actualmente por Serlapo Bardi, hace unos meses este señaló la intención de “proceder contra tales medios para pedir la indemnización por el daño padecido a causa de dichas conductas”, en referencia a las informaciones aparecidas en su contra.

Poco después, en junio de este años, y tras anunciarse la petición de indulto por parte de Rivas, que siempre ha defendido que si no devolvió a sus hijos al padre y los mantuvo ocultos durante un mes fue por protegerles, el equipo jurídico de Arcuri volvía a la carga calificando de “bochornoso espectáculo” la defensa que varios colectivos, medios y políticos hicieron del indulto. Además, siempre ha insistido en la “continua difamación” contra él.

En ese texto hacían hincapié también al “casi centenar de resoluciones judiciales que se han venido sucediendo en las decenas de procedimientos judiciales a los que, tanto en España como en Italia” se había visto expuesto mediáticamente y de los que, añadía, “sin excepción, han sido prácticamente unívocas en no dar la razón” a Juana Rivas. Continuaba señalando a “toda la maquinaria personal y mediática de determinados partidos políticos instalados en el Gobierno de España, que incluso, ahora, desde sus carteras ministeriales se convierten en alentadores de esta continua agresión al señor Arcuri, y todo hay que decirlo, al Estado de Derecho”.

Después de aquel comunicado, enviado en junio, ha pasado al contraataque y a las demandas de conciliación. La primera de la que se ha tenido noticia es la presentada contra Íñigo Errejón. Al líder de Más País lo demanda por lo dicho en una rueda de prensa en el Congreso el pasado 15 de junio en la que le relación con un caso de “posible violencia vicaria”. Le pide, según ha sabido El Confidencial, que se retracte, una indemnización de 60.000 euros por “daños y perjuicios a él y a sus hijos” y resolverlo en un acto de conciliación. 

El dinero de la indemnización dice que lo “destinará entre otros conceptos a asociaciones de niños desaparecidos”. Además, añade en su demanda que Errejón retire el tuit embebido bajo estas líneas con sus declaraciones y que “en el plazo de siete días desde la celebración del acto de conciliación publique a su costa en dos diarios nacionales esta demanda de conciliación y el acta de conciliación”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Esta demanda se argumenta, en parte, con la sentencia del Supremo contra Juana Rivas que apoyaba que “salvo el episodio ocasional de malos tratos ocurrido en 2009, no se ha acreditado otro posterior, ni en el mayor de los hijos se han detectado desajustes psicológicos relacionados con malos tratos contra él o por haberlos presenciado hacia la persona de la madre, ni se ha apreciado que la restitución al contexto paterno suponga un grave peligro para su integridad física o psíquica”. En base a eso, el Alto Tribunal consideró descartado el argumento de la defensa de Rivas de que no entregó a sus hijos para “salvaguardar la integridad física y psicológica”.

Si no hay acuerdo con Errejón, Arcuri dice que pasará a interponer una querella. Aunque, como apunta El Confidencial, podría pasar que el recorrido de esta sea corto. Por un lado, porque, como diputado, al representante de Más País solo puede juzgarle el Supremo. Por otro, y citan fuentes de su entorno, los diputados disfrutan de inviolabilidad por las opiniones en ejercido de sus funciones.

Unas horas más tarde, El Mundo publicaba que, además de Errejón, su excompañera de partido en Podemos y Ministra de Igualdad había recibido una similar. En el caso de Irene Montero, por lo dicho en una intervención en junio en Zaragoza en la que manifestó que “no hay palabras para explicar el sufrimiento de Juana Rivas. Qué se puede hacer para evitar estos asesinatos machistas, esta violencia contra las mujeres. Pues yo quiero dejarlo muy claro: para evitar que los maltratadores sigan asesinando y ejerciendo violencia contra los niños y las niñas que son víctimas directas de la violencia machista, para dar donde más duele a sus madres, hay que defender a Juana Rivas”.

En la demanda contra ella y a la que ha tenido acceso El Mundo, se señala que la Ministra de Igualdad “no conoce personalmente al Sr. Arcuri, padre de los hijos de la Sra. Rivas, al que se refiere en los términos arriba expuestos, ni ha leído o estudiado el contenido de las casi tres decenas de procedimientos judiciales que se han tramitado respecto de la Sra. Rivas y el Sr. Arcuri tanto en España como en Italia”.

Estas no son las primeras demandas de Arcuri en este sentido. Ya en septiembre de 2017 presentó una en Italia contra la ley de violencia de género española y contra periodistas y políticos(entre los que se encontraban Susana Díaz y Ana Rosa Quintana) acusándoles de difamarle de la que no se ha vuelto a tener noticias desde entonces.

EN VÍDEO | A prisión el acusado del crimen machista de A Coruña

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente