Quién es Frances Haugen, la mujer que ha destapado el escándalo de Facebook

·4 min de lectura
(Photo: Chris_Tefme via Getty Images/iStockphoto)
(Photo: Chris_Tefme via Getty Images/iStockphoto)

Una extrabajadora de Facebook que filtró unos polémicos informes internos de la compañía reveló el domingo 3 su identidad por primera vez. Su intención: que todo el mundo supiera que Facebook ayudó a instigar el asalto al Capitolio del 6 de enero y a exacerbar la polarización política en el mundo.

¿Quién es Frances Haugen?

La exempleada, Frances Haugen, trabajaba como jefa de producto en el equipo contra la desinformación cívica de Facebook durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020 y después de estas. Acabó tan horrorizada por ciertas acciones y comportamientos de Facebook durante ese periodo que le contó al periodista estadounidense Scott Pelley que había filtrado miles de páginas de informes internos a legisladores, a otras autoridades y al Wall Street Journal, que publicó una serie de reportajes llamados The Facebook Files.

Haugen explica que las propias pruebas de la empresa demuestran que Facebook le miente a la población cuando afirma que está luchando contra el odio, la violencia y la desinformación. Los abogados de Haugen han presentado al menos ocho querellas alegando que Facebook ha mentido a los inversores con sus acciones y declaraciones.

“No confío en que [Facebook] de verdad quiera invertir lo que hace falta invertir para evitar que Facebook sea peligroso”, comenta Haugen.

El principal problema, según Haugen, es que el negocio de Facebook depende de generar tanta interacción como sea posible entre sus miles de millones de usuarios, y los datos demuestran que el contenido polémico es el que más engancha a los usuarios.

“Facebook siempre prioriza sus intereses, que son ganar más dinero”, afirma Haugen.

“Cuando vivimos en un entorno informativo lleno de contenido furioso y polarizante, cargado de odio, nuestra capacidad de preocuparnos los unos por los otros se debilita”, añade. “La versión actual de Facebook está desgarrando nuestra sociedad y provocando violencia étnica por todo el mundo”.

Haugen decidió que no podía seguir formando parte de Facebook y, antes de marcharse, copió en secreto decenas de miles de páginas de informes internos.

“Pensé: ‘Vale, tengo que hacerlo de forma sistemática, tengo que sacar suficiente información como para que nadie pueda dudar que esto es real’”, explica.

Haugen dejó de trabajar para Facebook en mayo.

En lo que respecta al asalto al Capitolio del 6 de enero, Haugen critica a Facebook por levantar los protocolos de seguridad demasiado pronto después de las elecciones y, sobre todo, antes de que el presidente Joe Biden jurara el cargo. Los extremistas, en consecuencia, convirtieron Facebook en un arma para planificar el asalto al Capitolio. Los fiscales federales han citado de forma reiterada varias publicaciones de Facebook en sus alegaciones contra los insurreccionistas.

Poco después de las elecciones, “nos dijeron que iban a disolver el programa de integridad cívica. Básicamente estaban diciendo: ‘Como hemos superado las elecciones y no ha habido revueltas, ya nos podemos deshacer de Civic Integrity’. Un par de meses después, sucedió la insurrección”, comenta Haugen.

¿Qué ha dicho Facebook?

Facebook descubrió la semana pasada que Haugen iba a aparecer en el programa 60 Minutes y emitió un comunicado preventivo para defenderse el viernes pasado.

“Las redes sociales han tenido un gran impacto en la sociedad a lo largo de los últimos años y Facebook ocupa buena parte del terreno en el que tiene lugar el debate”, reza el comunicado de 1500 palabras escrito por Nick Clegg, vicepresidente de políticas y asuntos globales de Facebook. “Pero las pruebas que haya no sostienen la idea de que Facebook, o las redes sociales en general sean la causa principal de esta polarización”.

El comunicado, según lo ha expuesto The New York Times, señala que “el aumento de la polarización política en Estados Unidos se remonta varias décadas antes de las redes sociales”. Clegg sacó pecho por las acciones que la compañía ha adoptado para luchar contra el discurso del odio y las publicaciones falsas y polémicas.

Clegg siguió defendiendo a Facebook el pasado domingo rebatiendo las pruebas de los documentos de Haugen sobre que Instagram daña la imagen corporal.

Teniendo en cuenta que “un tercio de la población mundial” está en Facebook, “evidentemente ves lo mejor y lo peor de las personas, y esas facetas malas se reflejan en nuestra plataforma”, explicó en la CNN.

“Nuestro trabajo consiste en mitigar y reducir lo malo y amplificar lo bueno”, y eso es lo que las investigaciones internas de Facebook tratan de hacer, insiste.

Clegg admite que los propios informes de Facebook señalan que Instagram puede agravar los problemas de imagen corporal de algunos adolescentes, pero solo de los que “ya” tenían problemas antes. Facebook se propone mitigar esos daños, pero nunca será capaz de eliminarlos por completo, concluye.

Este artículo ha sido publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente