El francés pierde peso en el Norte de África, según Macron

La lengua francesa pierde peso en el Norte de África según el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Es lo que ha destacado en la décimo octava cumbre de la Francofonía que se celebra este sábado en Túnez.

Considera que su declive se debe al auge de los movimientos anticolonialistas y la migración al inglés que sigue siendo más accesible según sus palabras. 321 millones de personas hablan francés en el mundo.

"La realización de esta cumbre es el resultado de un trabajo colectivo continuo, con una voluntad firme, no solo de organizarla en las mejores condiciones sino también de triunfar y lograr resultados tangibles", dijo el presidente tunecino, Kais Said, en la presentación y con el trasfondo de las críticas por su celebración en Túnez después de que este se hiciera con plenos poderes en julio de 2021.

Este evento bienal, aplazado por la pandemia en 2020, se celebra hoy y mañana domingo en el país magrebí, bajo el lema "Conectividad en la diversidad: lo digital como vector de desarrollo y solidaridad en el espacio francófono".

La Organización Internacional de la Francofonía (OIF), con 88 Estados miembros, fue fundada en 1970 por el entonces presidente tunecino Habib Bourguiba; el senegalés Léopold Sedar Senghor; el nigeriano Hamani Diori y el entonces príncipe de Camboya Norodom Sihanouk.

La secretaria general de la OIF, Louise Mushikiwabo, termina este año su mandato y será reemplazada este domingo durante la votación a puerta cerrada, en la que también se decidirá el lugar de la próxima cumbre de 2024.

El belga Alexander de Croo, el suizo Ignazio Cassis y el canadiense, Justin Trudeau, participaron también en la sesión de apertura con la presencia de 80 delegaciones representantes de países y organizaciones regionales e internacionales.