Fran Rivera, a los que se ríen de la muerte de un torero: "Me cago en los muertos de toda la gente mala"

WTB

Como viene siendo habitual, la muerte de un torero ha desembocado en una guerra de opiniones en Twitter. Los dos bandos son de sobra conocidos: los que se alegran de la muerte del matador -esgrimiendo que son gajes del oficio por enfrentarse a un animal salvaje que el 99% pierde dando su vida- y los que se ofenden por los comentarios de los primeros. A este último grupo pertenece Fran Rivera, el hijo de Paquirri. 

Esta vez, la guerra ha comenzado tras la muerte del torero Iván Fandiño, ocurrida en una plaza de toros de Francia. Antes si quiera de que se empezaran a leer los vítores de los animalistas por la noticia, Rivera ha lanzado un mensaje contundente dedicado a todos ellos: “Y me cagó en los muertos de toda la gente mala que se alegra de la muerte de un hombre bueno!!!”. 

Fran Rivera (Europa Press)

 

El mensaje ha sido publicado en su cuenta de Twitter, que mantiene en privado desde que se fotografió sujetando a su hija frente a un toro, una imagen que generó una enorme polémica, ya que el diestro podría haberse enfrentado a un juicio por haber puesto en peligro la vida de su criatura.

Pero las duras palabras del andaluz no han servido de nada: los que han querido celebrar la muerte de Fandiño lo han podido hacer con total libertad, pero eso sí, bajo la amenaza de ser denunciados por la Guardia Civil o por la Policía. 

Fandiño falleció a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de la ganadería de Baltasar Ibán en la ciudad francesa de Aire Sur L’Adour. La cornada, de 15 centímetros, afectó a órganos vitales, entre ellos el pulmón, según indicaron a la Agencia EFE fuentes oficiales.

Fran Rivera explota en Twitter (Twitter)

En la enfermería, los médicos cedieron sedarle por completo ante los alaridos de dolor que emitía. Fandiño fue trasladado por una ambulancia hasta el hospital más cercano, en la localidad de Mont de Marsan, a 33 kilómetros de la plaza de Aire Sur L’Adour. Cuando llegó al centro, los médicos solo pudieron certificar su muerte. Fandiño estaba casado y tenía una hija de dos años de edad. 

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines