El frío polar y la nieve llegan a la Península a partir de este lunes

·2 min de lectura
Imagen de archivo del Puerto de Tarna. (Photo: EUROPA PRESS)
Imagen de archivo del Puerto de Tarna. (Photo: EUROPA PRESS)

Una masa de aire muy frío de origen polar entrará este lunes a la Península dejando nieve y un “descenso brusco” de las temperaturas, según la actualización del pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para la próxima semana.

Este cambio de tiempo se debe a la entrada de una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) por el norte peninsular, procedente de latitudes altas, que evolucionará durante los días siguientes a una borrasca fría, aislada de la circulación general.

Así, en niveles bajos se producirá la entrada de una masa de aire frío de origen polar que permanecerá varios días en el entorno de la Península y Baleares. Como consecuencia, a partir del lunes 22 de noviembre se prevé un “cambio drástico” del tiempo, consistente en precipitaciones en forma de nieve en cotas relativamente bajas en amplias zonas de la Península y en un “descenso brusco” de las temperaturas.

En concreto, el lunes, la cota de nieve descenderá a unos 800-1.000 metros en la mitad norte por lo que las nevadas afectarán en mayor medida a la cordillera cantábrica, pudiéndose alcanzar espesores en torno a los 20 centímetros al final del día en cotas altas.

También se esperan nevadas, aunque menos intensas, en Pirineos centrales, sistema central y sistema ibérico, con probabilidad de que se superen los 5 centímetros de espesor de manera puntual. En cuanto a la temperatura, el descenso de los termómetros tendrá lugar principalmente en la mitad norte peninsular.

Por otra parte, el martes se prevé un desplazamiento de las nevadas más intensas hacia el sureste. De esta forma, se esperan mayores acumulaciones en el sistema ibérico, especialmente en las zonas del este de Castilla-La Mancha, Teruel, Soria y La Rioja.

También continuarán en la cordillera cantábrica, sistema central y Pirineos centrales, siendo probable que se superen los 20 centímetros de espesor puntualmente en zonas del norte y sur del sistema ibérico y en zonas altas de Pirineos centrales, y se prevé que el descenso de las temperaturas se extienda al resto de la Península.

En cuanto al miércoles, la AEMET señala que serán probables las nevadas en las mismas zonas, pero de manera menos intensa, y se espera que las temperaturas comiencen a ascender en amplias zonas.

A partir del jueves, aunque con bastante incertidumbre, es probable que la borrasca se aleje hacia el este y que sea reemplazada por otra procedente también del norte, de forma que la AEMET prevé que se mantenga el tiempo invernal al menos hasta el final de la semana.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente