Los altos niveles de contaminación preocupan a las autoridades Chinas