1 / 13
Trabajos de renovación en la Iglesia de la Natividad/AP

Inesperado hallazgo en la Basílica de la Natividad en Belén

La restauración de la Basílica de la Natividad, la iglesia que se erige en el lugar donde se cree nació Jesucristo, ha arrojado algunas sorpresas.

Los expertos que trabajan en la iglesia, situada en el territorio palestino de Belén, han encontrado una reliquia histórica.

Ziad al-Bandak, presidente del comité que supervisa la renovación, dijo a la agencia de noticias palestina Ma'an que hace unos dos meses los restauradores hallaron un peculiar ícono hecho de latón, plata, conchas y piedras y cubierto de yeso cerca de una ventana.

Al Bandak, funcionario de la Autoridad Palestina, dice que el objeto es de “gran valor histórico y religioso”. Se le eliminó el yeso que lo cubría y está siendo reparado. La reliquia aún no ha sido exhibida oficialmente.

Hace dos años la Basílica de la Natividad estaba en completo abandono. El techo goteaba y la UNESCO la colocó en su lista de lugares en peligro.

En 2013, la Autoridad Palestina tomó el liderazgo en el financiamiento de la restauración del edificio. El resto proviene del sector privado palestino, así como de las iglesias la católica romana, ortodoxa griega y las iglesias armenias y de otros países. 

Al-Bandak dijo casi 8 millones se han gastado ya y que la Autoridad Palestina guiará los esfuerzos para recaudar otros 11 millones necesarios.

De acuerdo con Times of Israel, después de dos años la semana pasada se completó la primera fase del delicado proyecto de restauración. El trabajo es realizado por expertos italianos y palestinos, y sus resultados entusiasman a los funcionarios de la Autoridad Palestina. 

“Por primera vez se puede ver, cuando se sube, mosaicos realmente magníficos y bellos y únicos en todo el mundo “, dijo Al-Bandak. "Estamos muy orgullosos del proyecto porque cuando protegemos nuestro patrimonio nacional, nuestra historia, protegemos nuestro futuro”.

La iglesia fue construida por el emperador Constantín y su madre Helena en el siglo IV, y reconstruida 200 años después que fue destruida en un incendio.

De conseguirse los fondos, la restauración demorará por lo menos otros tres años, e incluirá “el trabajo sobre capiteles de piedra y columnas, así como en los antiguos mosaicos del suelo actualmente cubiertos por el suelo de piedra.”