10 / 11

Riviera Italiana (Levanto, Italia)

Riviera Italiana (Levanto, Italia)

Recorre el mundo con un retrato de cartón como homenaje a su difunto padre

TresB


Una historia de película. Un viaje a través del mundo para darle sentido a la vida. Jinna Yang era una joven y exitosa fotógrafa neoyorquina, de tan sólo veintitrés años, con pareja estable, un armario con decenas de zapatos y un sueldo superior al que cualquier persona de su edad podía imaginar. Pero se encontraba devastada por la muerte de su padre, que no pudo superar un duro cáncer.

Un día se levantó y se dio cuenta de que era el momento de cambiar. Vendió casi todas las cosas de su armario, dejó su trabajo, compró un billete de avión a Islandia y se llevó consigo un retrato de cartón a tamaño real de su difunto padre. "Nunca tuvo la oportunidad de recorrer el mundo porque sacrificó toda su vida para sacar adelante a su familia. Siento que estaba en deuda con él". Desde entonces, ella y su padre recorren Europa posando en muchos de los monumentos y lugares más icónicos del continente. Y ahora se ha decidido a contar su historia para servir de inspiración a la gente que se encuentra en la misma situación en la que ella estaba.

Relacionado: Las increíbles imágenes finalistas del 'Velux Lovers of Light' | Esta fotógrafa se cuela en la cima de los edificios más emblemáticos